Salida DOMINGUERA al Belén Montañero de San Cristobal: 16 de diciembre

El próximo domingo 16 de DICIEMBRE, dentro de las domingueras organizadas por el club, visitaremos con una ruta de ida y vuelta EL BELÉN MONTAÑERO DE SAN CRISTÓBAL.



La dominguera tendrá características similares a las anteriores: excursión para poder realizar toda la familia y con tiempo para comer todos juntos. Partiremos desde la ermita de SANTA QUITERIA en las cercanías de BOLEA. Desde esta punto, nos introduciremos en el estrecho barranco de SAN CRISTÓBAL, en el RIO SOTÓN. Ascenderemos a la ERMITA RUPESTRE de SAN CRISTÓBAL donde se encuentra un pequeño BELÉN MONTAÑERO. Finalmente visitaremos 
COBANEGRA, donde disfrutaremos de las vistas del estrecho barranco.
Comeremos en la ermita de SAN CRISTÓBAL y os proponemos que cada uno aporte algún dulce navideño para celebrar el comienzo de las fiestas... 
Os animamos a venir con niños, hijos, nietos y/o sobrinos, los recorridos son siempre accesibles y por entornos cercanos.
No se necesita ningún material especial salvo ropa de abrigo y comida del día.

Nos encontraremos a las 10.30 en la Gasolinera del EROSKI/CARREFOUR, donde nos juntaremos para no perdernos hasta el punto de partida en la Ermita de Santa Quiteria de Bolea, punto de inicio de la marcha. 

Como en anteriores ocasiones, comeremos en el monte y regresaremos sobre las 17.00 - 18.00 horas a Huesca. Hay agua en la ermita donde comemos.

No es necesario realizar ninguna inscripción, basta con acudir al punto de encuentro.
No obstante, solo de cara a tener una previsión, sería interesante que nos hicierais llegar vuestra intención de acudir, pudiendo ser a través del correo electrónico javieresdehuesca@gmail.com o del teléfono de nuestro guía Javier Cruchaga o de Antonio Rico:



Los menores que estén interesados en acudir sin la presencia de sus padres será obligatorio traigan la  autorización familiar. Se puede descargar el documento en la web del club. ENLACE.

Dominguera: Piacuto y Ordás



FOTOS de la Jornada

25 de noviembre de 2018.

En Apies, punto de encuentro, nos juntábamos a las 10.30h. quince personas que veníamos de varios puntos de la Osqueta, incluida la familia Piñeiro que lo hacía desde Zaragoza. La lluvia amilanó a otros tantos que anunciaron previamente su presencia. Pero justo en las granjas de gallinas ponedoras, en lo alto de la cuesta de la lera, deja de llover y se comienza a divisar el Salto Roldán con bastantes claros que van dejando unas nubes en constante movimiento, alternando los intervalos de cielo azul y nieblas que circulan a gran velocidad encorridas por el viento. En coches nos dirigimos a la pequeña población de Santolarieta, pedanía de Nueno, aparcamos junto a la fuente, desde donde parte la excursión.
Comenzamos ascendiendo por senda hacia el Piacuto, pero antes de afrontar la fuerte pendiente, nos entretenemos en  la zona de avistamiento de aves, desde donde avistamos en los prados por encima del paraje del gracal varias parejas de buitres y un par de quebrantahuesos.

Se hace cima sin problemas, desde lo alto del Piacuto  apreciamos las bonitas vistas de hoya y alrededores Las nubes que suben y bajan azuzadas por el viento permiten  unos marcos para las fotos únicas e irrepetibles.
Después de dejar nuestra impronta en el libro que se guarda en la casetilla, aproximadamente a las 12:30h comenzamos a ir por la cresta del pico busca do el pequeño collado que separa ambas cimas. Aquí nos deja Antonio que volverá al punto de partida buscando la senda que le guiará al collado de San Mamés y desde allí, ya por el mismo camino de subida, retornar al parking de Santolaria.
Cada vez hace más aire y el cielo ya está completamente despejado. Descendemos sin entretenernos en la segunda cima, para llegar a comer a buena hora. Aproximadamente a las 14.00 llegamos a la ermita de Ordás donde almorzaremos y comeremos, todo à la vez.
Hacemos un poco de panceta y jugamos a varios juegos en la resguardada y bien conservada ermita.
Sobre las 15:30h iniciamos el de regreso, esta vez  por el camino viejo que discurre por debajo de los Piacutos, nos acerca de nuevo al observatorio de aves y  desde aquí utilizamos el mismo recorrido de la mañana para volver a Santolarieta, punto de partida y llegada de nuestra bonita caminata al  que llegamos a eso de las 17:30h.  Muy buen día pese a todas las  previsiones iniciales que auguraban  todo lo contrario, que ha permitido además que alguno se lleve media bolsa de setas para cenar.
La próxima dominguera será a mediados de diciembre.

Salida DOMINGUERA a Santolarieta: 25 de noviembre

El próximo domingo 25 de NOVIEMBRE, dentro de las domingueras organizadas por el club, visitaremos EL ENTORNO DE SANTOLARIETA, con una vuelta circular.


La dominguera tendrá características similares a las anteriores: excursión para poder realizar toda la familia y con tiempo para comer todos juntos. Ascenderemos  al PICO PIACUTO, con increíbles vistas a todo el valle del Ebro, iremos luego a los POZOS DE NIEVE del Paco Pinosa, y veremos las PINTURAS RUPESTRES de Santolarieta

Comeremos en la ermita de ORDAS y nos acercaremos a su CASTILLO, para finalmente volver a Santolarieta. Acordaros de traer un poco de PAN, porque si surge, haremos un poco de bacon a la parrilla para todos.
Os animamos a venir con niños, hijos, nietos y/o sobrinos, los recorridos son siempre accesibles y por entornos cercanos.
No se necesita ningún material especial salvo ropa de abrigo y comida del día.

Nos encontraremos a las 10.30 en la Plaza del PUEBLO DE APIES, donde nos juntaremos. Desde ahí comenzaremos la marcha hacia Santolarieta donde aparcaremos y saldremos andando.

Como en anteriores ocasiones, comeremos en el monte y regresaremos sobre las 17.00 - 18.00 horas a Huesca. Hay agua en la ermita donde comemos.

No es necesario realizar ninguna inscripción, basta con acudir al punto de encuentro.No obstante, solo de cara a tener una previsión, sería interesante que nos hicierais llegar vuestra intención de acudir, pudiendo ser a través del correo electrónico javieresdehuesca@gmail.com o del teléfono de nuestro guía Javier Cruchaga o de Antonio Rico:



Los menores que estén interesados en acudir sin la presencia de sus padres será obligatorio traigan la  autorización familiar. Se puede descargar el documento en la web del club. ENLACE.

Ruta por el Maestrazgo 2018: La Crónica del viaje



VILLARROYA DE LOS PINARES - CAMINO DE LOS PILONES - ALLEPUZ - PUERTO DE SOLLAVIENTOS - NACIMIENTO RÍO GUADALOPE - VILLARROYA DE LOS PINARES

FOTOS de la travesía.

19-04-2018

El viaje a Villarroya se hizo el día anterior en vehículos particulares, viaje cómodo realizado por Belchite, Escucha y Aliaga. Los prolegómenos empezaron 3 meses antes, primero con la localización y reserva de la casa rural, elección que fue complicada por el número de interesados. Al final tuvimos que cambiar Fortanete por Villarroya y también la elección de las rutas.
Nico (Coche), Andrés, M. Carmen, M. Carmen y Antonio
Manolo (Coche), Tony, M. Dolores y Tere.
Víctor (Coche), Tomás, Bernardo y Mari.
Miguel (coche), David, Sandra, Sonia y Quique.
A las 19,10h., después de las paradas respectivas en Villanueva y Zaragoza para recoger a M.Dolores y Tere,  estamos todos  aparcados en la puerta de la Casa Rural AMADEO. Descargamos equipaje y aprovisionamientos y realizamos el reparto de las habitaciones, ubicándonos en las tres plantas que disponía la casa. La predisposición de sus dueños (Ana y Amadeo), realizando cambios de última hora y añadiendo camas supletorias fue primordial para que nuestra estancia fuese muy cómoda en las cuatro noches. Únicamente David y Sonia, que llegarían al día siguiente con Miguel, Sandra y Quique, tienen que pernoctar en la fonda de la plaza (Fonda Carmen).
Ana, la señora de la casa, nos agasajó con un excelente plato de embutido y una botella de vino local para darnos la bienvenida. Nos presentó también a Serafina, una excelente guía local con la que quedamos para enseñarnos al día siguiente la localidad y la vecina Miravete de la Sierra.
Este es el planing de rutas previstas para los días de nuestra estancia:

Viernes
20-abr
Villarroya
Villarroya
965 m.
25
Sábado
21-abr
Fortanete
Fortanete
1200 m.
20
Domingo
22-abr
Fortanete
Pitarque
850 m
29
Lunes
23-abr
Cantavieja
Mirambel
760 m
27,5
Dia
Fecha
Salida
Llegada
Desnivel
Km.


La primera cena la realizamos en el bar situado en los bajos de la casa rural. Unas buenas ensaladas, tortillas y carne en adobo, todo  estaba exquisito y  en abundancia, por 100€ no se puede pedir más.

No faltó en la casa  la partida de guiñote antes de acostarnos, en este y los siguientes días.

20-04-2018
A las 7h. nos levantamos los primeros voluntarios para ir a por la compra del pan recién hecho (panadería Elisa) , preparar café, tanto para el desayuno como para llenar los termos,  las tostadas, los bocadillos (jamón, salami o combinados)y  partir queso. Almorzaremos y comeremos en ruta. No falta zumo, galletas, magdalenas, trenza y mermelada para completar un buen desayuno.
Las previsiones meteorológicas para todos los días son muy buenas, fresco por la mañana pero el sol calentará a medida que avance el día.

A las 8,15 h. nos hacemos la primera foto de grupo con la bandera del club a pie de carretera en la puerta de casa “Amadeo”.  Cruzamos el pueblo por sus calles interiores hasta alcanzar la  parte alta, seguimos la traza que avanza por la izda de la carretera A-226 y del barranco de “las pavías”. A 500 m. aprox. cruzamos ambas referencias y seguimos, esta vez ascendiendo, al camino de los “pilones”, antiguo camino real declarado B.I.C. en Abril 2008. Son 113 pilones los que se mantienen actualmente en pie en los aprox. 6 km. que nos separan de Allepuz.
10,25h. El camino termina en el Peirón de San Cristóbal (1499 m.), situado en lo alto de Morrón Royo, justo encima de Allepuz (128 habitantes), localidad que bordeamos en el descenso cruzando las eras altas del pueblo. Al abrigo de una casa vieja situada al final del camino junto a la carretera realizamos la primera parada larga, obligada para almorzar, son las 10,35h.
Un microbús turístico, con pasajeros ingleses, para a nuestra altura para realizar fotos de la localidad. Les invitamos a beber vino de la bota, nos reímos un rato por la poca práctica, lo hacen chupando.
11,10h. reiniciamos la marcha por la A-226, la abandonamos enseguida para seguir por el PR-TE-18 que transcurre paralelo por el lado izquierdo  del río Sollavientos. Pasamos Una bonita zona de recreo junto al río donde se sitúa la fuente de “los berros”. Esta zona del camino es muy vistosa por la vegetación que flanquea al río, bastante encajonado en algunos tramos, además el cauce arrastra bastante agua como consecuencia de las últimas lluvias. Avanzamos dejando atrás el viejo Molino Tormagal y un poco más adelante encontramos el desvío de la circular al puerto de Sollavientos. Nosotros seguimos avanzando por la senda que nos deja aproximadamente en el km. 1 de la TE-V-3 (Crtra. a Valdelinares).
Nos tocan ahora varios kms. de asfalto, hasta el km. 6,3. Previamente hemos realizado una ligera parada a las 12.34h. en el Mas de Pina, casona antigua en deplorable estado que ahora sirve para resguardo del ganado. En este lugar giramos bruscamente a la izda., son las 13,10h.,para seguir por el camino a Villarroya junto a las pequeñas surgencias del río Guadalope, alimentado en nuestro recorrido por los barrancos que descienden de la Loma del Morrón.
Tan apenas 15 minutos de camino y encontramos en Partida Alta una fuente donde emana bastante agua, aprovechamos para refrescarnos y llenar los botellines. El camino alterna tramos de arbolado con camino seco, pero salvo algunos ascensos a pequeñas lomas, predomina el continuo descenso.
13.54h. Fuente Boneta, junto a la masía del mismo nombre. Aquí abandonamos momentáneamente el cauce del río hasta las ruinas abandonadas de la Ermita de San Bartolomé. Un peirón nos ha anunciado previamente la proximidad de la Ermita. La pista se aproxima de nuevo con el  final del barranco de cinaja a la orilla del río, a la altura del Mas de los Clerios. La dehesa que forma el río, adornada por chopos cabeceros, es un hermoso lugar para realizar la segunda larga parada y comer (14,20h.).
Son cerca de las 15 h. cuando levantamos el chiringuito. A partir de aquí el camino se hace cada vez más bonito y aventurero, el elevado cauce del río hace que nos genere problemas en bastantes veces de todas las  ocasiones que debemos cruzarlo. Los chopos cabeceros, cada vez más viejos, altos y numerosos dan un bonito colorido al recorrido, por momentos parece que vamos caminando por un precioso bulevar. Alternamos sendas y camino, improvisando en algún tramo, pero siempre paralelos al Guadalope. Saltando y buscando los tramos más estrechos evitamos descalzarnos.
PR-TE-64. EL seguir el río es la mejor orientación hacia Villarroya, por la derecha o por la izda., a la sombra de los viejos chopos cabeceros, no obstante cuando falta aproximadamente 1,30h para terminar nuestro recorrido, cuando ya se atisba perfectamente la cúpula singular de la ermita de San Benón, las marcas del PR se hacen visibles, indicando la dirección a nuestro punto de partida.
Los últimos 10 minutos, ya en la entrada del pueblo, caminamos por asfalto. Esperamos para realizar la entrada todos juntos.
16,30h. Damos por finalizada esta primera parte de la jornada. Bonito día y excursión, con lugares sorprendentes como los Pilones y los parajes de los ríos Sollavientos y Guadalope.

Estadística del recorrido:
Distancia total 26.49 Km
Desn. subida acumulado 561.32 m Altura máxima 1619.5 m Altura mínima 1329.29 m
Tiempo total 8:14:19 h Tiempo en movimiento 6:33:17 h Tiempo parado 1:41:02 h
Velocidad media total 3.22 Km/h Velocidad media en movimiento 4.04 Km/h

https://www.ibpindex.com/ibpindex/ibp_analisis_completo.php?REF=37334042032014&LAN=es&SMD=m&MOD=HKG


https://www.ibpindex.com/ibpindex/ibp_analisis_completo.php?REF=37334042032014&LAN=es&SMD=m&MOD=HKG


Por la tarde (17h). Visita a la localidad con la guía local Serafína.
Un rápido recorrido por el pueblo, visitando los palacetes (Casa Peña) , una pequeña charla sobre la historia de Villarroya en la orilla del río, continuando por el museo y antigua cárcel y finalizando con su Torre y  la iglesia consagrada a Nuestra. Sra de La Asunción.
Villarroya de los Pinares - Wikipedia, la enciclopedia libre

18,30h.La mayoría, todos salvo Tomás, Manolo y Victoriano, decidimos añadir a la jornada los 6 km más que nos separan de Miravete. Ruta que realizamos acompañados por Serafína siguiendo la senda que discurre por la orilla del río Guadalope. Antes de abandonar Villarroya visitamos el viejo molino situado justo en el tramo que tenemos que salir a la carretera para evitar el estrechamiento del cauce en un pequeño congosto.
Doscientos metros de asfalto y de nuevo nos incorporamos en el PR que discurre sin abandonar la orilla hasta Miravete.
El recorrido lo realizamos a la sombra de la gran cantidad de los viejos y enormes chopos cabeceros que flanquean río y pueblan las pequeñas dehesas y sotos. No dejamos de avistar una buena manada  de corzos y cabras montesas.
El camino sin dificultad, solo tiene una zona estrecha donde casi se solapa con el cauce, hay que ayudarse con unas cadenas para caminar sobre la roca de la orilla sin capuzar (19,30h.).
A las 20,10h. entramos en la Localidad de Miravete (El pueblo en el que nunca pasa nada” como dice una Campaña iniciada por un vecino de la localidad para darle notoriedad) por la calle Regaderas, aquí nos esperan Tomás, Manolo y Victoriano que junto con Ana han venido con los coches para realizar la visita a la localidad  todos juntos.
La primera explicación nos la da Serafína en el Crucero situado a mitad de la calle, por la que era la entrada principal.
Las calles medievales te sorprenden, pero todavía más cuando llegamos al puente medieval que cruza el río. Es inimaginable el pensar que un pueblo con 2500 habitantes a principio de siglo vivan  ahora 15 en invierno. Su fuente de agua cristalina, sus calles empedradas y su iglesia gótica (siglo XVI) a Nuestra Señora de las Nieves hacen de esta localidad un lugar imprescindible de visitar.  La iluminación de sus calles con farolas con una tenue luz amarilla propician al atardecer unas imágenes de auténtica postal.
Abandonamos la localidad con un buen recuerdo y una bonita foto de grupo en el puente medieval. 
Miravete de la Sierra - Wikipedia, la enciclopedia libre

Volvemos a la casa rural justo con el tiempo justo para coger algo de ropa de abrigo y acercarnos a la fonda a cenar.
Mientras esperamos la llegada de Miguel, David, Sonia, Sandra y Quique hacemos sobremesa en el bar.
Nada que objetar a la cena, menú a 10€, a elegir entre 3 primeros y 3 segundos, con postre y bebida.

PITARQUE. Lineal desde Villarroya.


Nosotros y un número similar de vecinos de Villarroya y Teruel formamos un grupo de 33 personas dispuestos a terminar esta novedosa jornada hasta el nacimiento del río Pitarque.

8,50 h realizamos la foto de grupo y comenzamos la caminata hacia  la ermita de Nuestra Sra de Loreto, donde cojemos la pista, asfaltada en los primeros kilómetros, que nos llevaría hasta Aliaga.
En la masía del Enebro giramos a la derecha hacia la masía de los Calvos y Ermita de San Juan.
160 m de desnivel nos separan desde aquí hasta el alto de Lastra de los Calvos. Nos reagrupamos en la cima, foto de grupo con la depresión del río Guadalope al fondo. Caen cuatro gotas que hace que nos abriguemos con la ropa que nos hemos quitado en la ascensión.
Después de llanear unos cientos de metros por la pista dirección a Aliaga giramos a la derecha y vamos descendiendo por una ladera dirección a la masía Cabeza del Prior (1429 m). Continuamos por la loma del cabezo para descender y superar el barranco de Fuente Blanquilla, lo superamos, como es costumbre en el grupo, acortando un largo zigzag del camino, no todo el grupo hace lo mismo.
En el trayecto nos vamos relacionando unos con otros, llevando conversaciones que intercambian experiencias.
En las casetas de Manzano, pequeño complejo de casas derruidas, encontramos un buen punto y momento para almorzar, son las 11,25h. Veinte minutos de descanso compartiendo bota de vino y trenza.
Cogemos de nuevo pista que por frondosos pinares discurre entre barrancos, a los que unas veces sortea cruzándolos y otras los sigue paralelos.
12,28h. Partida de los planos, cruce de caminos y enlace con el GR-8. Diez minutos de descanso para continuar con fuerzas y adentrarnos por la Masía de Atanasio en la última parte del recorrido. Desde aquí, en el paso del barranco del Agua, contemplamos desde lo alto el río Pitarque, impresiona con sus imponentes acantilados. Seguimos salvando una pequeña loma de pinares y bojes que a las 13 h. nos deja nuevamente en lo alto del río, aquí comenzamos el descenso hasta el fondo del barranco por una senda empinada con bastante piedra suelta que nos enlaza en 25’ con la senda de Pitarque al congosto del río.
Descenso precipitado (-250 m) que tenemos que realizar con precaución por la verticalidad del mismo, sobretodo en los tramos con piedra suelta.
Las vistas desde arriba del valle, Ermita de la Virgen de la Peña y pueblo, son muy bonitas por sus contrastes  y colorido.
Una cascada, a  pocos metros del cruce y dirección a las surgencias del río, nos entretiene a  nosotros  y a otros grupos para hacer fotos.
La cantidad de agua del río y de  las surgencias ha atraído a mucha gente a visitar el mal llamado “nacimiento”, tanto que la senda, encharcada en bastantes tramos, parece el paseo del Coso.
Una sorpresa para la vista todo el entorno, cualquier lugar es interesante para fotografiar. Encajonado por muros de más de 150 m permite una perspectiva tremendista del río. Unas pasarelas en el tramo más congosto permiten realizar desde la otra orilla unas bonitas fotos de los “ojos”.
15,00h. En dos bancos de la Ermita Virgen de la Peña nos detenemos parada para comer. Una parada larga, con café incluido, todos los días hemos preparado los termos para las dos comidas.
15,40h. Seguimos hacia Pitarque, localidad a  la que entramos por la parte baja a las 16,10h., diez minutos más tarde, con parada incluida, estamos en los coches.

Los que llevamos ropa de repuesto nos cambiamos de las sudadas camisetas.

ÓRGANOS DE MONTORO y LOS CHORROS.

Salimos por la crta. TE-V-8042 durante un par de km. hasta la crta A-1702 que tomamos por   la izda en el km. 31 hacia el mirador de los órganos de Montoro.
Antes de empezar a elevarnos por una carretera con abundantes curvas pasamos por el Hostal de la Trucha (km. 30,50), restaurante donde están comiendo nuestros amigos caminantes de Villarroya. En el collado de Casa Mazuelos (948m), km. 28, se encuentra el mejor  mirador de los órganos, conjunto natural conformado por una gran cantidad de unas impresionantes agujas calcáreas plegadas en posición vertical de más de doscientos metros de altura adosadas al monte. Recibe este nombre por el parecido a los tubos de un órgano.
Una vez realizada la foto todos juntos con el monumento natural al fondo continuamos hacia la población de Montoro de Mezquita, desvío que tomamos a la altura del km. 25. Por la TE-8041, crta. estrecha que discurre por tierras escarpadas y abruptas, es un corto recorrido de tan apenas 3 km que invita a detenerse.
La llegada al pequeño pueblo impresiona, encerrado entre montañas en el pequeño valle que se encierra al final.
17,00h.Un pequeño parking al final del pueblo es el punto de partida para nuestra pequeña excursión hacia “el chorro”. La senda inicial conjunta con la del mirador se bifurca enseguida, nosotros seguiremos la indicación del chorro que desciende bruscamente hacia el río Guadalope. Avanzamos junto al río, por la izda., por una zona de frondosa vegetación hasta donde más se estrechan las paredes del congosto, donde para seguir superándolo se han construido las pasarelas que permiten acercarnos a un caos de rocas por donde corre el río formando una ruidosa cascada.
La vuelta la realizamos por el mismo sitio, aunque tenemos la opción de hacerlo completando una pequeña circular por la senda de las huertas.
18,00 h. Al llegar al coche, Miguel, que no nos ha acompañado por estar fatigado y falto de glucosa nos obliga a precipitar un poco el retorno. Conduzco su coche por mayor seguridad y anulamos la parada que íbamos a realizar a tomar café en Fortanete.

Llegamos a Villarroya distanciados un vehículo del otro, pero salvo este incidente y alguna parada por mareos, las curvas son incontables por la gran cantidad de ellas en el recorrido, especialmente hasta pasada la localidad de la Cañada, km. 50 de la A-1702.

Después de una buena ducha, nos reunimos todos en la cocina para echar unas cervezas, comentar los buenos momentos vividos en la inolvidable jornada, arreglar cuentas de los 4 días y echar un guiñote para dar tiempo hasta la cena. Miguel está totalmente recuperado.

Está última cena la realizamos de nuevo en el bar debajo de casa. Perfecta y abundante como el primer día. Totalmente recomendable. Que bien hemos comido….. y bebido.



ESTADÍSTICA:
Distancia total 23.23 Km Desn. de subida acumulado 1116.5 m
Altura máxima 1624.5 m  Altura mínima 971.8 m Ratio de subida 12.6 %
Tiempo total 7:20:36 h Tiempo en movimiento 6:00:29 h Tiempo parado 1:20:07 h
Velocidad media total 3.16 Km/h Velocidad media en movimiento 3.87 Km/h

FORTANETE. Circular SAN VÍCTOR. BCO. DE ZOTICOS. CASTILLO DEL CID.


Está jornada estaba prevista realizarla mañana, pero hemos aceptado la invitación de los vecinos de Villarroya para realizar con ellos una marcha hasta Pitarque el sábado. Al igual que ayer nos levantamos a las 7h., comprar pan e iniciar los mismos preparativos, preparar desayunos y bocadillos para el almuerzo y comida. Son cerca de las 8 cuando partimos hacia Fortanete. Los bares cerrados a esta hora nos impiden perder unos minutos en saborear un café de máquina, así que después de pasarnos a la salida del pueblo , volvemos de nuevo para tomar el camino correcto hacia el barranco de Mal Burgo. La intención inicial era dejar los vehículos junto a la ermita de Nuestra Sra de Loreto, pero viendo que la pista está bien decidimos avanzar y quitarnos unos kms aburridos. Hemos dejado a nuestra izda, primero el GR-8 (a Cantavieja) y después el camino de San Antonio. Nosotros seguimos por el camino a “Mosqueruela” que invade el cauce del barranco cada vez más, menos mal que llevamos cuatro todoterrenos porque parece que estamos realizando un auténtico rally sorteando piedras y salpicando agua. Ha sido un acierto avanzar estos dos kms con los coches, el cruzar la barranquera, que baja con bastante agua por las lluvias de comienzo de primavera, nos hubiese entretenido bastante para buscar pasos sin mojarnos. Aparcamos los coches en una pequeña explanada, a 150 m aproximadamente del barranco de “Peñacerradilla”, y a las 9,12h. comenzamos nuestra caminata totalmente convencidos de que nos sorprenderá. La aventura comienza pronto, tenemos que saltar los dos barrancos evitando mojarnos y seguir por el camino. Otro cruce lo sorteamos sin capuzar, pero un poco antes de la bifurcación de caminos, en el km. 1,246, y justo en la convergencia con los barrancos “ZOTICOS”, “Cervero” y “Mosqueruela” es inevitable descalzarse. La mayoría elegimos esta opción, otros prefieren ascender por la ladera del barranco Zoticos y evitar descalzarse. El nuevo camino que tenemos que seguir hacia el Más de Zarrazuela y Ermita San Víctor, gira 90°a nuestra derecha, pero es imposible cruzarlo sin volver a mojarse varias veces por sus numerosos cauces, así que decidimos subir el collado “Matanzas” hasta la ermita de la Virgen del Buen Suceso (1441 m), son las 10h. Desde el alto atisbamos un punto de paso más estrecho, así que bajamos de nuevo a buscar el barranco para intentar cruzarlo. Unos más arriba otros más abajo, descalzándonos, lo hacemos la mayoría, con alguna anécdota, zapatilla que al lanzarla M. Carmen a la otra orilla cae al agua y hay que correr para recogerla y el traspiés de Mari que al saltar no puede evitar remojarse casi entera. Menos mal que el sol ya calienta y que entre todos podemos dejarle ropa seca para cambiarse. Km.2,6.El cruce del barranco está situado a 1400 m altitud, tenemos que superar 300m hasta el Mas de Zarrazuela en poco menos de 3 km. La pista, con unos buenos repechos que llegan hasta el 42%, discurre en por un pinar muy poblado que sólo abandonamos al llegar a los pastos de la masía. Km. 5,10. 11,12h. Sopla una ligera brisa y buscamos el abrigo de las paredes ruinosas de la masía para almorzar. Nos lo tomamos con calma y como vamos muy bien de tiempo destinamos 33 minutos. A pocos minutos de reanudada la marcha nos encontramos al lado dcho del camino con las ruinas de la ermita de San Víctor. A 50 m., en la masía marco, también en estado deplorable, giramos a la dcha por el “camino a Linares de Mora” por un bosque de Pino Albar en dirección al punto más alto de la Sierra de Fortanete, el pico de San Víctor de 1864 m. Km.6,5 Cima San Víctor. Tras una pequeña trepada alcanzamos todos nuestro principal objetivo. Pese a ser el punto más alto no tenemos vistas por taparnos el horizonte el hermoso pinar que nos rodea con ejemplares muy altos. Fotos a discreción en el punto geodésico y reiniciamos la marcha descendiendo por los bancales que vamos sorteando sin dificultad buscando los puntos fáciles. Encontramos todavía restos de las nevadas últimas. Superamos un cercado de alambre y atravesamos también algún pequeño prado por el “cuartico de la cañada” hasta llegar de nuevo a la pista que nos descenderá al barranco zoticos. El camino gira por una zona más boscosa y desciende en varias lazadas hasta la “umbría de Mal Burgo”, solo un par de pronunciadas curvas más y estamos en el barranco, debajo de la llamada casa del veterinario. Km. 10,46. 13,15 h. Inevitable descalzarse, así que todos al agua. La maniobra de descalzar, cruzar y volver a calzar nos lleva 15 minutos que aprovechamos también para relajar los pies y disfrutar del entorno. Vamos ganando altura por el camino que sigue paralelo al barranco, por este lado está la zona seca, sin apenas vegetación salvo esporádicos brotes de hierba para el ganado que encontramos superada la masía de zoticos detrás de la casa de la cañada. Una señal nos avisaba previamente de “atención ganado bravo”, menos mal que sólo eran caballos. Superado un pequeño collado en lo más estrecho del barranco tenemos vistas de los pasos seguidos por la mañana, se atisba con claridad la ermita de la Virgen del Buen Suceso y la zona de “Las Matanzas”. El camino gira a la izda separándonos del barranco, dirigiéndonos hacia el camino de Valdetomé, que discurre paralelo al barranco de Peñacerradilla. Caminamos dispersos en varios grupos, pero sin perdernos de vista, entre Pinares, sabinas rastrera y carrascas. 14,14h. Esperamos en el cruce de caminos, aprovechamos para recrearnos con la vista de un ejemplar singular de pino negro con un doble tronco en forma de V. Giramos a la derecha y descendemos por el camino hacia el punto de partida. Un poco antes del masico del duque, a menos de 1 km de los vehículos, en una zona de hierba y pinos realizamos la parada para comer, son las 14,25h. Entre comer y reposar estamos media hora larga. A las 15,17 h. Llegamos a los coches. Fin de la jornada matutina que con momentos de auténtica aventura no ha dejado a nadie indiferente. 


  • CASTILLO DEL CID.


De vuelta a Fortanete tomamos la A-226 dirección a Cantavieja y a poco más de 1 km. tomamos una pista a nuestra izda en buen estado que en constante ascenso nos acerca hasta la explanada de Capellanía, donde se junta con el GR-8 que continúa hasta La Cañada y Pitarque. 
Nosotros aquí continuamos las indicaciones por otra pista, ahora más estrecha, empinada y con piedra suelta, que nos deja en una tasca junto al Mas de Capellanía (1686 m.)

15,55h. Superamos una pequeña loma que nos aproxima a  un bosque de pinos en la ladera sur de la Sierra de la Cañada. Nada más adentrarnos espantamos a una manada de corzos que huyen rápidos ante nuestra presencia. Seguimos la traza que por una cuesta bastante empinada nos sitúa en las paredes del ruinoso castillo. 16,05h.


Construido en un risco era un enclave espectacular y de difícil acceso que dominaba todo el valle del río Pitarque y las Sierras de Fortanete. Lugar histórico que ha valido la pena visitar. 17,30 h. Ya en Villarroya, una buena ducha y los conductores rápidamente tenemos que partir hacia Pitarque para dejar los coches y poder volver al día siguiente. Vamos por Miravete hacia Aliaga, localidad donde tomamos una pista forestal asfaltada hasta Pitarque. Dejamos los coches a la entrada de la localidad y nos acercamos al centro del pueblo a tomar unas cervezas mientras esperamos a que vengan a buscarnos para retornar a Villarroya.


Estadística
Distancia total 15.43 Km  Desn. de subida acumulado 719.85 m
Altura máxima 1891.1 m  Altura mínima 1380.3 m Ratio de subida 10.68 %
Tiempo total 6:05:01 h Tiempo en movimiento 3:59:18 h Tiempo parado 2:05:43 h

Velocidad media total 2.54 Km/h Velocidad media en movimiento 3.87 Km/h Velocidad máxima sostenida 7.62 Km/


CANTAVIEJA - LA IGLESUELA DEL CID.
Último día. Hoy dan el día más inestable de todos. La mañana amanece fresca y con el cielo ligeramente encapotado, con nubes blancas que posiblemente suelten un ligero sirimiri. Recogemos todo y limpiamos la casa, nos despedimos afectuosamente de los dueños y partimos todos, salvo Miguel, M. Carmen y Sonia, hacia Fortanete para realizar la visita obligada a esta histórica población. 8,40h.Aparcamos en la plaza del pueblo y recorremos las calles cercanas donde podemos observar repartidos por su casco urbano algunos edificios de construcción noble: la de los marqueses de Villasegura (donde se instala actualmente el cuartel de la Guardia Civil); el de los marqueses de Medinaceli; la casa también conocida como "la del marqués" situada en la calle Benón; la mansión de los Lorcas y el caserón que sirvió de cárcel durante las guerras carlistas, el edificio destinado a la casa consistorial que se halla decorado con interesantes artesonados y su iglesia parroquial (San Cristóbal) que es enorme y su construcción data de mediados del siglo XVI, donde un curioso cartel anuncia la prohibición de hacer aguas menores bajo multa de 50 pesetas. Quince minutos que dan para poco pero nos hacemos idea de lo que fue esta interesantísima población de casas de piedra y calles empedradas.

9,45h. Cantavieja. No tenemos problemas para aparcar en la plaza. Mientras Andrés y yo nos acercamos a reservar para comer en el restaurante La Posada, recomendado por Ana y Amadeo, pequeño, antiguo (desde 1926 dice un cartel en la puerta) pero con una buena comida local.
Partimos con Niko y Victoriano a La Iglesuela para dejar un coche y utilizarlo al regreso como puente.
A la vuelta entramos en el casco histórico buscando al resto del grupo, realizamos el recorrido tradicional por sus calles empedradas, plaza porticada y solemne  iglesia de la Asunción, “no hay otra igual en Roma” afirmó su arquitecto Antonio Nadal al terminarla, atravesamos el arco del Ayto para situarnos en el mirador del Portillo, mejor punto para divisar huertas, barrancos y  peñas. Retornamos por calle Pita hasta la plaza. Mientras nosotros realizamos la visita ellos ya han salido y se han refugiado por la suave lluvia en el bar-casino situado en la misma plaza.

Tomamos un café y al salir ya ha dejado de llover.

10h. Cogemos mochilas con lo imprescindible y buscamos las marcas del GR-8 que nos conducirá hasta la Iglesuela.
Avanzamos por la calle Loreto que nos conduce a las puertas de la ermita y por ende a la salida del pueblo por una empinada cuesta. En lo más alto cogemos la senda que cruza girando a la izda el barranco de Juan Torre y seguimos ascendiendo por la “cuesta del chopo”. El camino flanqueado por bojes y matorral atraviesa bancales con muros típicos de piedra roja que dan un colorido especial al recorrido, contrastando con los verdes de la primavera.
11,20h. Cruzamos la cañada real de Benatundez y a la altura del km. 4 de la crta. a la Iglesuela, el GR-8 discurre paralelo, nos detenemos a dar cuentas de los bocatas de pan con tomate, salami y jamón que en un excelente trabajo en cadena hemos preparado también esta mañana.
Mases  y masías no faltan en el recorrido, del Mallén, Torre Martín, Torre Marta, Masico del Rubio, y de Las Torres son algunos de sus nombres, la mayoría en uso y en buen estado, y tampoco barrancos, que han horadado la tierra y la piedra con sus corrientes y fuertes pendientes la tierra y la piedra, creando profundos cauces y foces, barranco de Torre Perucho, del Puente, del Regajo y el profundo de La Cuba, donde han realizado en un abrigo del cauce un refugio con piedras apiladas.
En los últimos kms del recorrido vuelven los muretes rojizos de piedra seca, donde se incrustan cabañas de distintas formas y circulares construidas sólo con piedras; estas construcciones son consideradas bienes B.I.C por la DGA.
Las nubes que ensombrecían el recorrido en la primera parte de la andada han desaparecido por completo, dando paso a un sol que aprieta con intensidad pese a estar por encima de los 1200m en todo el recorrido.
13,06 h. Llegamos a la Iglesuela, han sido 10,50 km. en 3 horas de disfrute parando en numerosas ocasiones para memorizar en las máquinas de fotos todos los puntos de interés de un  recorrido, hoy, prácticamente plano. Los conductores salen hacia Cantavieja con el coche que habíamos dejado aquí a por los otros dos.
Al resto nos toca perderse por la espectacular, sorprendente y antigua villa, separada en tres partes por los barrancos que la cruzan. En la época de los cartagineses ya existía. El añadido  del Cid dice mucho sobre su historia, él mandó construir murallas y castillo.
Las casas solariegas son numerosas, pequeños y grandes palacetes de la época medieval que han sido muy bien restauradas, conservando su forjado, escudos de armas en fachada y grandes alerones, destacando entre todas el palacio de Matutano-Daudén, convertido hoy en Hospedería por la DGA, lástima que esté cerrada por una mala gestión y que no podamos visitarla.  Destacan sobremanera su Casa Consistorial, la torre homenaje del castillo, su iglesia, también con su Torre, del siglo XVI y los restos de la muralla con el portal de San Miguel.
No hay que perderse tampoco, y si es posible recorrerlas, las huertas situadas a lo largo del barranco del “canto” con sus muros de piedra seca construidos para separar las propiedades.
13,30h. Esperamos la llegada de Niko, Manolo y Victoriano con los coches y les damos tiempo para que recorran el centro de la localidad.
13,45h. Partimos hacia Cantavieja, donde nos esperan Miguel y Sonia, quienes mientras estábamos en la caminata ya habían visitado antes este localidad, declarada conjunto histórico artístico.

14h.estamos todos sentados en el restaurante. La mayoría degustamos un buen plato de migas de primero, en cambio con el segundo hay disparidad de gustos, buen postre y café. Pagamos a escote, 12€ cabeza.
A las 16 h. Vuelta para casa, lo hacemos por Castellote. Sobre las 19h., sin percances, vamos llegando todos a la Osqueta.
En mi opinión han sido unas jornadas inolvidables, buena compañía, la nuestra y la que nos hemos ido encontrando, excelentes excursiones que nos han permitido tener una muy buena idea de nuestro Maestrazgo, en definitiva ! Insuperable ¡

Comentario de los propietarios de Casa Rural Amadeo:



Estadística:
Distancia total 10.61 Km Desn. de subida acumulado 451.71 m  
Altura máxima 1432 Altura mínima 1235.13 m Ratio de subida 10.28 %  
Tiempo total 2:58:59 h Tiempo en movimiento 2:31:35 h Tiempo parado 0:27:24 h
Velocidad media total 3.56 Km/h Velocidad media en movimiento 4.2 Km/h Velocidad máxima sostenida 6.86 Km/h


Salida Dominguera: San Chinés y Barranco de Isarre



DOMINGUERA. Ermita San Chinés y Barranco de Isarre. 21 octubre 2018.


Salimos a las 10.30 del aparcamiento del lidl, punto de encuentro. Nos juntamos  29 personas, 18 de ellos niños. Partimos dirección a Vadiello, punto de partida. A las 11h comenzamos la marcha dirección a la ermita de San Chines. Llegamos con un excelente tiempo, sol y calor, a  las 13.00h., aprovechamos el bonito lugar, y  el sol y sombra que proporciona el abrigo de la Peña, bojes, pinos y carrascas del entorno para comer . Desde la ermita comenzamos el descenso del barranco de isarre. Nos cambiamos botas por las zapatillas de agua. El descenso se hace mediante el uso de cuerdas y mediante el destrepe de varias zonas de dificultad. Inevitable algún chapuzón que casi se agradace. Inestimable la colaboración de todos los mayores ayudando a los jóvenes. Disfrutando del curso del agua, rappeles y pequeños destrepes llegamos al final del pequeño y accesible barranco. Son las 17.30 cuando llegamos de nuevo al aparcamiento de vadiello. Todo ha resultado bien. Los más pequeños han disfrutado del agua y los destrepes. Los más mayores de las grandes vistas de los Mayos de Vadiello que ofrece la perspectiva desde el barranco.

Tozal de Guara: Último domingo de septiembre



FOTOS

TOZAL DE GUARA. Último domingo septiembre 2018.

Raúl, Sara, Alex y Antonio. Un catarro fuerte y con fiebre priva a Niko de acudir con nosotros. De todas las subidas realizadas a Guara en las que he participado cumpliendo con  la tradición, que son muchas, es la menos concurrida. Muchas gracias a los tres valientes que me acompañaron para hacer firme nuestro compromiso con la cita.
6,30h en Salesianos y 7,45h en el parking de Used. Cinco minutos más tarde comenzamos a caminar. Mañana fresca pero soleada.
La ruta elegida, siendo que nos acompaña Sara por primera vez y no tiene mucha costumbre, es hacerlo por Fenales.
Subimos despacio, sin ninguna prisa, intentando buscar entre la gran cantidad de hongos que atisbamos por el camino alguna comestible. En todo el recorrido, ida y vuelta, solo localizarnos cuatro, tampoco nos desviamos del recorrido.
8,23h. Salida a la pista de Fenales.
9h. Refugio de Fenales
9,45h.Raso del Gofre.
10,15h. Cruz Javieres
11h. Tozal de Guara.
Después de almorzar, fotos, dejar nuestra impronta en el libro con nuestro recuerdo también para  Javier Sierra Urmente, fallecido recientemente en el Balaitus, brindar con la botella de cava que ha subido Sara por su primera vez, compartir unos momentos de charla con una pareja conocida de los Andarines de Zaragoza, una hora más tarde (tiempo que se nos ha pasado muy pronto) comenzamos el descenso por el mismo sitio.
Nunca, ni con mal tiempo, habíamos coincido en esta fecha tan pocos montañeros en la cima, seguramente el homenaje a Javier realizado ayer también aquí por Peña Guara y el partido de fútbol del Huesca han sido handicap importantes.
No obstante la temperatura  ideal y la prácticamente inexistencia de nubes en el Pirineo nos permite realizar un recorrido visual de las grandes cimas.
14,00h en el abrevadero
14,17h. En el parking.
Nos refrescamos en el coche, ha sido buena idea   traer la nevera. Decidimos, debido a la hora, llegar a comer a Huesca en lugar de hacerlo en San Urbez.
El subir al Tozal siempre es una satisfacción, sobre todo si el día acompaña.
Para Sara ha sido  su primera vez, Raúl afirma que han sido ya 23 , Alex 24 y Antonio 80.


Ascensión al Balaitús



FOTOS de la ascensión.

BALAITUS.

28.Septiembre.2018. Andrés, Rubén, Tony y Antonio.
7,17h. Ya casi amaneciendo, sin utilizar frontales, comenzamos el ascenso. Paso ligero, sin entretenernos, aún así vamos observando el entorno del hayedo por si atisbamos hongos. Algunas incomestibles y una macrolepiota en el comienzo de "plano cheto" que escondemos para la vuelta.
7,56h. Desvío Pico Arriel (2,77km.)
Un poco antes del paso del Onso (barranco negro) observamos los destrozos causados por un alud en esta primavera, ha dejado una profunda marca de pinos rotos que llega hasta el cauce del río "aguas limpias".
La cascada de los Arrieles también se ha llevado el puente, tenemos que superarlo por encima del caos de piedras.
8,20h. Desvío ibones (4,13km.).
Comienza la ascensión en serio, primero superando un pequeño bosque de pinos que nos sitúa en bloques de piedra de granito sobre los que  caminamos ascendiendo hasta cruzar el barranco. Los constantes hitos no ofrecen ninguna duda para avanzar.
Después del barranco la senda se abre camino por un canchal de piedra suelta en constantes lazadas. El último tramo hasta la majada de los Arrieles discurre más en diagonal entre piedras y matorrales.
9.08h. Primer Ibón Arriel. (5,57km.) 2.180m.
No perdemos tiempo, localizamos la senda con la que converge que viene de Respomuso, un par de fotos y seguimos.
9,35h. Desvío al Balaitus. (6,76km). Unas galletas, un trago de la bota, nos abrigamos un poco, sopla una ligera brisa que pese a que subimos invita al térmico, chaleco o finos guantes.
Una pedrera, que vamos evitando cuando se puede buscando los improvisados escalones que forman tierra y hierba, nos conduce hasta el Ibón Chelao.
10.06h. Ibón Chelao. 7,35 km. (2413m). Adelantamos a los primeros y únicos montañeros que veremos en la ascensión. Seguirán nuestros pasos, vienen de Respomuso.
En lugar de afrontar directamente la gran Diagonal, subimos por la dcha de la Roca  del Desayuno, encontrándonos con la otra vía en el colladete, un poco antes de la cueva André Michaud.
10,55h. Cueva. 8,41 km. (2.767m).
Aquí nos ponemos el casco, comienzan las trepadas y las piedras sueltas. Otros montañeros que descienden nos anticipan el buen tiempo en la cima.
Una chimenea y una ladera nos sitúan, cien metros más arriba, en la vertiente francesa, con vistas de los ibones de "micoulaou" y la crête de la Garenère.
Con cuidado y con alguna ligera parada vamos sorteando los puntos más aéreos. La ausencia de nieve y la piedra seca facilitan enormemente la seguridad en la ascensión.
Trepadas sin dificultad son inevitables y sobretodo la utilización de las manos en algún paso, pero aún así no apreciamos situaciones de riesgo especial, eso sí hay que extremar la atención, especialmente cuando giramos a la derecha para buscar la última chimenea que nos lleva a la cima, las fotos dan cuenta de ello.
12,20h. Pico Balaitus. 9.87km. (3146m).
Nos sorprende a los cuatro muy gratamente las importantes vistas que permite divisar desde su posición. El día despejado facilita observar con claridad Collarada, Azpe, Acher, Midí, Infiernos, Argualas, Vignemale...... sin olvidarnos de los más cercanos y sus detalles, Frondella, Gran Facha, Musales, Tebarray, Palas, Arriel, Foratata.....
Después de las fotos de rigor, almorzar y destinar más de 30 minutos a disfrutar de la cima, comenzamos el descenso. Los montañeros que dejamos atrás ascienden por la última chimenea, tenemos que esperar, el paso por la estrechez y por la posible caída de piedras solo  permite uno a uno.
Con las mismas precauciones o más vamos deshaciendo los pasos, el descenso se hace más rápido sin descuidar la seguridad, así son las 14 h. cuando llegamos al lago chelau, esta vez hemos descendido por la gran Diagonal.
Superado éste, buscamos también la senda que desciende más directamente al Ibón superior Arriel, en 15 minutos estamos en la orilla.
15h.cruce con la senda de Respumoso (Plano Cheto).
Desde aquí y hasta el coche vamos bajando observando a los lados del camino si hay setas.
Nos parece raro no ver ni tan siquiera rastro de ellas en todo el recorrido, alguna aislada sin más.
Es posible que sea pronto en la zona, o haga falta otro chaparrón para una primera o segunda "floración".
16,20 h. Parking de la Sarra.
19,40 km. 2035m. desnivel positivo acumulado.
9,06h.en total (6,20h.mvto. y 2,45h.paradas).
Comemos en los bancos de la presa y después de una parada técnica en Sallent a Huesca.