2018.07.04 Circular por el Pico Bacías

30.7.18 0 Comentarios



PICO BACIAS. Circular al pico desde balneario de Panticosa. 4-7-2018

Galería de FOTOS.

M. Dolores, Raúl, Tony y Antonio.
7,45H Balneario de Panticosa. Excelente mañana para caminar, 12°.
Comenzamos la marcha siguiendo las marcas del GR-11 por detrás del Hotel. La senda comienza la ascensión en una suave pendiente en diagonal por un bosque de pinos viejos. Después de un par de  suaves lazadas llegamos al barranco del serrato, donde la senda se bifurca, a la izda se dirige a unirse con la vía de ascensión al refugio de Bachimaña cruzando el barranco, y a nuestra dcha., la que seguimos, hacia el refugio de Bujaruelo e Ibones de Brazato siguiendo el GR-11.
A partir de aquí los zigzag son continuos y la pendiente se empina. Sopla una ligera brisa que en las zonas abiertas y con sombra nos invita a acelerar el ritmo.
En los últimos giros, a la altura de nuevo del barranco, giramos a la derecha por un canchal de piedra granítica que nos conduce hasta la majada del serrato. Zona herbosa que nos proporciona unas excelentes vistas del balneario.
Superado este tramo de hierba nuevamente una zona de cantos de piedra de mayor o menor tamaño que ya no abandonaremos  hasta el ibón de Brazato. En el pequeño collado de la majada seguimos el nuevo trazado del GR-11, el antiguo llegaba al ibón bajo de Brazato. Vamos ascendiendo por la ladera  este de los Picos de Serrato en varias lazadas para superar una pedrera y dirigirnos hacia el ibón de Brazato.
No hay mucho tránsito, hemos superado a una pareja de ingleses y nos cruzamos con otros dos montañeros antes del Ibón. Una vez en la presa observamos otros dos al fondo, como si buscaran posiciones para pescar, y otro que cruza la presa.
A las 9,30h. estamos en ella, nos ha costado subir 1,40 h desde el comienzo del desvío, le hemos quitado 30' al tiempo recomendado. M. Dolores ha marcado el ritmo hasta aquí.
Seguimos después de varias fotos hacia los ibones altos. Antes de llegar a la cascada nos entretenemos con una marmota graciosa que nos observa con atención, no parece asustarse con nuestra presencia.
Una pequeña trepada sin importancia para superar el tramo más empinado y enseguida tenemos a la vista los ibones. Las vistas del macizo de Argualas con todos sus picos y la nieve que todavía acumula es sorprendente desde aquí.
Unos pequeños neveros perviven todavía invadiendo el GR en las laderas de la cara norte del Pico del Puerto. Los cruzamos sin problemas pisando sobre las huellas marcadas, la nieve está blanda y facilita el paso sin complicaciones.
A las 10,10h estamos en el el Puerto viejo de Brazato (2566 m), separador de Panticosa y del valle del Ara. Nos caen unas pequeñas gotas de una nube negra de paso pero que no vaticinan nada más, enseguida despeja de nuevo y tenemos un radiante sol.
Aquí dejamos el GR-11 girando a la derecha siguiendo los hitos que nos señalan la dirección hacia el collado (2663 m) que separa los Picos Bacias y Puerto.
La senda discurre hasta ese punto, menos en los últimos metros, casi en diagonal. Cruzamos con relativa facilidad unas lenguas de nieve impoluta que tenemos que hollar abriendo marca. Podríamos haberlas evitado realizando una ascensión más alta pero dada la calidad del manto blanco decidimos atravesarlas.
Una vez en el Collado tomamos aire y M. Dolores come algo para recuperar el tono antes de acometer el último repecho. Al sur tenemos de nuevo unas hermosas vistas de la presa. Cresteamos unos metros pero enseguida giramos hacia el sur para evitar el tramo más complicado. Una pequeña trepada sin mayor problema y de nuevo recuperamos la ladera norte que nos acerca sin dificultad hasta la cima.
Las vistas desde aquí son espectaculares, está situado enfrente del majestuoso Vignemale y nos proporciona también unos panoramas únicos del valle de Ara y los ibones que lo rodean.
Aprovechamos la presencia de un running para que nos haga la foto de grupo que enviamos al periódico.
11,10h. La bajada, precipitada porque tengo prisa para atender otras obligaciones en Huesca, la hacemos por la empinada cara sur directamente al ibón de la presa de BRAZATOS.
No ofrece mayor dificultad técnica que tener un resbalón en alguna piedra suelta y pegarse un culetazo. Vamos siguiendo los hitos que nos marcan el descenso, cuando se pierden la orientación hacia el ibón no ofrece ninguna duda.
11,50h.Ya en la orilla lo bordeamos unos pocos metros por encima en su cara sur dirección a la presa, situada casi al inicio (oeste).
12,12h. La pasarela de la presa es un buen punto para observar el brazatos inferior, en cuya orilla observamos a varios grupos bañándose o tomando el sol.
Seguimos nuestro descenso, ya de nuevo en el GR-11, por el mismo camino de subida.
M. Dolores, al igual que en el ascenso hasta aquí, marca un buen  ritmo hasta el balneario.
Al contrario que en el ascenso, vamos cruzándonos con varios grupos de montañés y excursionistas.
A las 13,20 h. estamos en los penosos y ruinosos edificios de la entrada al balneario. Fotos de la cascada del barranco y una parada rápida  obligatoria para refrigerar en el bar.

Distancia total 12.11 Km  Desn. de subida  acumulado 1231.82 m
Altura máxima 2765.8 m  Altura mínima 1659 m.
Tiempo total 5:42:35 h Tiempo en movimiento 4:50:54 h Tiempo parado 0:51:41 h

https://www.ibpindex.com/ibpindex/ibp_analisis_completo.php?REF=37398999525948&MOD=HKG&LAN=es


FOTOS de la Jornada.

0 comentarios:

Nocturna De Guara. 29 de junio de 2018

30.7.18 0 Comentarios



NOCTURNA DE GUARA. 29 JUNIO 2018.


FOTOS de la EXCURSIÓN.

Previsión tiempo
Después de hablar con CRU consultar todas posibilidades climáticas y alternativas posibles, hemos decidido seguir adelante con la cita. Es posible que por la tarde haya alguna tormenta, dan más riesgo en la zona de  Navarra, pero sí tenemos  claro que a medida que se acerque la noche, sobre las 23h en adelante, estará despejado y podremos disfrutar de la luna y de las estrellas. Como no podemos esperar hasta la tarde y tenemos que tomar una  decisión ya, seguimos con el planteamiento inicial, pero con la idea de cenar en Fenales y subir después china chano cuando tengamos la garantía de que  no va a llover.
Se recuerda  subir plástico para el suelo, paraguas, chubasquero o chaqueta, palos, saco y frontal o linterna.
Los coches están organizados de la siguiente manera , salida a las 18h desde Salesianos :
*Carlos Abadía 🚗, Oscar, Toni y Manolo
*Niko🚗, Encarna, Marcos, Susana
*Pichetas🚗, Rubén, C. Monclús
*Miguel Almárcegui 🚗, M. Dolores, Gema Soro, Carmen García.
*Andrés 🚗, Merche, Antonio y Mari

A las 19 h, aproximadamente, saldrán :
Nino y Josico

A las 20h, lo harán :
Raúl, Lolo y Alex.
Cru.

Quique acudirá el sábado a San Urbez con el almuerzo.

Por la tarde, poco antes de la hora del encuentro, Quique y yo realizamos las compras de viandas y refrescos para el almuerzo. Al día siguiente, antes de salir hacia San Urbez, Quique recogerá el pan y comprará trenzas para el postre.

Salida con ligero retraso, 18,20h, esperamos a Pichetas que se retrasa por tener que cargar sartenes. En Orlato las vistas del Tozal son excelentes, casi despejado, unos pocos cirros lo rodean. La llegada a Used se hace con normalidad y con una previsión del tiempo a esta hora incierta. Desde nuestra posición, a la dcha del Tozal se observa un movimiento de nubes  intenso, circulan rápidamente dirigiéndose, afortunadamente, dirección Sabiñánigo.

19,28h. Comenzamos la marcha hacia Fenales, primer objetivo. Caminamos despacio, saboreando el entorno, lleno de verdor y flores, especialmente el amarillo en flor de  los erizones. Nosotros también aportamos algo con nuestro vistoso equipamiento, predominando el rojo y negro de camisetas, chaquetas y chubasqueros.

La senda encharcada en el tramo que coincide con la surgencia del abrevadero nos obliga a abandonarla y circular por la superficie herbosa del terreno colindante.

En el abrevadero seguimos a la izda, hacia el oeste, por la nueva senda recuperada hace unos años que nos  evita un buen tramo de pista.

Una vez en la pista seguimos todos juntos a un ritmo más vivo, como si tuviésemos prisa por llegar, queremos evitar la incierta e imprevisible  lluvia.

20,35h. Llegan los primeros al refugio de Fenales. Relajamos un poco, cebamos el sifón para coger agua, conversación multitema entre todos y a cenar. Algunos lo hacemos sin excesiva gana. Pichetas es el más original, ensalada elaborada in situ con cebolla, tomate y puntetas de espárragos navarros que todos probamos, incluso aún queda para los que vienen por detrás.
Cuando estamos con el chocolate y el café observamos la llegada de Nino y Josico, a quienes recibimos con vítores.
21,36h. Los recién llegados se quedan cenando y nosotros reemprendemos la marcha. Éstos esperarán a la tercera parte del equipo, que llegarán un poco más tarde.
22,14h dejamos el raso del "gofre" con frontales encendidos, no son casi necesarios por la intensa luna pese a estar el cielo semi cubierto, su abundante luminosidad se refleja  con claridad en  la piedra de caliza blanca. Las luciérnagas comienzan a verse, señalando también  de forma intermitente ambos lados  del camino.
22,40h. Sin prisa pero sin pausa, con Mari encabezando el grupo, llegamos a nuestra consolidada y firme Cruz. Flashes para fotos de recuerdo.
23h. Imposible estar en el Collado de Ballemona, tenemos que buscar el abrigo en la cara norte, el bochorno sopla con fuerza. Nos instalamos en una ligera e inevitable pendiente. Todos agrupados a excepción de Manolo que se acomoda unos metros por encima de nosotros.
23,30h. En un tiempo récord llegan Cru y los jóvenes Raúl, Lolo y Alex. Un poco después lo hacen Nino y Josico. Ya estamos todos instalados. Unos cenan, los recién llegados, otros recenan, y el resto, después de degustar una botella de cava, intentamos coger el sueño. El cielo, todavía semi-encapotado, y una intensa luz lunar no permiten una visión clara de las estrellas. El diálogo, más o menos intenso, no permite concentrarse para el sueño, especialmente cuando se comenta la visita próxima de dos corredores de training que vienen por la ruta de  Santa Cilia, y que, después de un amago de instalar una tienda de campaña, siguen hasta el Tozal. ¿Quienes son, de dónde vienen?.. Tiempo habrá para averiguarlo.
El silencio al final  se adueña del "campamento", la gente duerme.... o descansa. Noche fría, va despejando, desaparecen nubes y la frescura se intensifica, incluso aparece la niebla asentándose durante unos minutos sobre nosotros, humedeciendo sacos, plásticos y mochilas.
A partir de las 3 1/2h. comienzan los primeros movimientos, diálogo entre los más próximos, Carlos y Niko, Nino y Josico, etc..........los demás seguimos durmiendo.... o desperezándose .
A las 5h. el desmadre, salvo en unos pocos casos, es general, comenzamos a levantar el chiringuito. Sólo Cru y yo aguantamos apurando hasta el final, casi a las 5,30h.
No encuentro la funda del saco, el aire racheado de la noche me la ha robado de las piedras que la sujetaban. Tendré que recogerlo en la mochila directamente.
5,45h en varios pequeños grupos comenzamos la ascensión hacia nuestro último objetivo. Los últimos lo hacemos Cru, M. Dolores, Tony y servidor. Tengo que volver a mitad recorrido a por una navaja, necesaria para cortar las tartas que porta Niko para celebrar en la cima su 48 cumpleaños.
6,05h. Cima. Vamos llegando todos bien abrigados, con varias capas de ropa e incluso guantes, sigue soplando el bochorno, caliente en el llano pero frío, bastante frío a esta altura, 2077 M.
Fotos y más fotos, arriba y abajo de la cruz, norte o sur, este u oeste, solos, en pareja o en grupos, celebración del cumple de Niko, tarta y  cava que ha subido también Rubén. Tenemos tiempo, todavía faltan unos minutos hasta el amanecer.
6,27h todos estamos expectantes, bien posicionados para ver los primeros rayos del amanecer que se atisban ligeramente por encima de la primera línea pirenaica. Unas ligeras nubes cubren el horizonte, insuficientes para privarnos de la emoción.
Tres, dos, tres, dos, tres, dos, uno, cero, al final llega, 7,30h. y unos pocos segundos, aparece  rápido, sólo durante unos instantes podemos observarlo directamente, sin gafas de sol,  tan apenas unos minutos después el rojo anaranjado es muy intenso y son totalmente necesarias..
Bonitas fotos, como  en cualquier amanecer, pero siempre distintas. Estos momentos compensan con creces cualquier sacrificio, si lo es el dormir al raso, con las incomodidades que ello supone,...... quien se acuerda ya?
6,54h. Es momento de bajar. Seguimos haciendo fotos en el descenso. Son distintas ahora con el exultante sol, ahora de color amarillo intenso, que ha superado  las pocas nubes que se perciben en el horizonte. Los contraluces de las cabras enriscadas permiten buenas instantáneas, alguna foto se proyecta en Aragón TV.
Recogemos mochilas, que las habíamos dejado en el lugar de pernocta, y retomamos el descenso con parada en nuestra Cruz. Lo vamos haciendo buscando mi funda del saco..... sin éxito.
En el raso del gofre nueva parada para quitarnos ropa, ya se nota el calor, la diferencia de altitud y la ausencia de aire al abrigo de los pinos y bojes casi agobian. Todos en manga corta.
Antes de Fenales nos cruzamos con varios grupos. Una ligera parada para recoger la basura que habíamos dejado de la cena  el día anterior, mientras lo hacemos las mujeres, Josico y Niko, éste por  un ligero problema en el descenso en la rodilla, siguen el descenso, nos llevarán  una ligera ventaja. Cru tiene prisa y continúa también con los jóvenes por delante. Unos minutos después lo hacemos el resto. El llevar un paso marcial, cuesta abajo y con la frescura de la mañana, no ofrece dificultad.


Ni rastro de setas, ni en la subida ni en la bajada, sólo unos pocos boletus........ y viejos.

Cuando llegamos a los coches, 9,30h, Josico nos recibe con unas cervezas frescas que agradecemos. Cambio de ropa, sobretodo camisas sudadas, foto de grupo y al Santuario.

10h. Cuando llegamos a San Urbez nuestro amigo Quique ya ha preparado los cafés y lleva una buena parte de la longaniza frita.  Mientras Pichetas prepara la sartén para los huevos en un lugar al abrigo del corral, otras manos voluntarias lo hacemos con  mesas y sillas en el exterior.
10,45 h. Estamos en pleno apogeo, la mayoría dos huevos fritos. Café y trenza de postre para terminar la jornada.
Escote a 7 € para todos que hemos almorzado, salvo los conductores. Dejamos aceite, café, huevos y zumo sobrante en la cocina del Santuario. Recogemos, dejamos  todo como estaba, fregamos y cortamos el agua. Por la tarde dejaré la llave en casa de Álvaro, el prior, agradeciéndole de nuevo la generosidad por cedernos el espacio.
Nocturna diferente, con numerosos Javieres que la hacían por primera vez. Pese a no disfrutar de una noche estrellada, excelentes jornadas.


0 comentarios: