Crónica 3ª Marcha Solidaria Nueno - Etiopía

11.3.18 0 Comentarios



GALERIA de FOTOS

III MARCHA SOLIDARIA NUENO ETIOPÍA


11.marzo.2018. Arascués. Día que amanece cubierto y con incertidumbre sobre la jornada.
La preparación de la marcha comienza tres meses antes, no hay nada sencillo, hay que volver a empezar y llamar explicando a los colaboradores su disposición de participar este año y comunicarles la evolución de los proyectos en Etiopía. Coordinar todo no es tarea fácil, llamadas y visitas, visitas y llamadas para conseguir ajustar cantidades y compromisos. Los carteles de la marcha es el segundo punto importante, se necesita para realizar la presentación a la prensa. Evento que se realiza el día 14 de febrero en la comarca de la Hoya, estando presentes Mayte (Entarachén), Javier Cruchaga (Javieres de Huesca) y Angélica (Tte. Alcalde de Nueno), además de la representante de Turismo de la Hoya.

La última semana de la prueba se recogen los obsequios de propaganda para entregar a los inscritos y los alimentos y refrescos que se utilizarán para comida y avituallamientos. El sábado las trenzas y el domingo mismo, a primera hora de la mañana, las 90 barras de pan para almuerzo y comida y las magdalenas y café del restaurante Monrepós para el desayuno.
El sábado por la tarde, después de haber preparado bolsas de inscripción por la mañana, tenemos que subir de propio, Niko, Marcos y yo, para observar la crecida del río Isuela. No podemos llegar al cauce por haberse desbordado y casi ni volver por inundarse los puntos de apoyo. Hay que saltar para poder superar el nivel de agua….. Y va en aumento.



Avisados Alcalde (Guillermo) y nuestro guía Cruchaga, quedamos en aplicar el plan B si sigue la crecida al día siguiente.

La mañana del domingo no es fría pero no se ven estrellas a las 6,30h. Recogemos pan en Olbis, cargamos un par de botellas de butano y a las 7,10 h. estamos en el pabellón de Arascués. Mientras unos preparan en cadena los bocatas de queso, salchichón y chorizo, unos suben o intentan hacer subir el hinchable, otros habilitan los espacios para inscripciones, desayuno y cocina.
A las 8 en punto nos acercamos a recoger al Monrepós los 6 termos con café y leche que servirán para desayuno y cafés de la comida.
A partir de las 8,15h comienza la llegada de los caminantes. Este año el número de inscritos ha descendido por las previsiones metereológicas, pero, dadas las mismas y las altas posibilidades de lluvia, casi ha sido lo mejor para que todo el mundo pudiese comer a cubierto. 



A las 9,05 h., después de atender todo el mundo con atención las explicaciones de Cru de los cambios de recorrido por el desborde del río, se inicia la marcha por la carretera hacía la autovía. 
En el cruce Niko y Quique dan apoyo, bandera en mano, para que el cruce se haga sin problemas. Todo el grupo de 175 caminantes se dirige, superadas las rotondas, hacia el molino. Un paso complicado, con paso alternativo, ralentiza la marcha y hace que se distancie el grupo. Dificultad que es superada por todos sin mayores problemas.



La cabeza espera, junto con el coche de protección civil, a la llegada del resto para tomar la carretera hacia Sabayés. Un andalocio genera cuatro gotas, no más, que obligan a utilizar paraguas y chubasqueros para evitar mojarse.
Superadas las primeras curvas con desnivel, ya en el altozano, se divisa la localidad con la torre-campanario de la iglesia de San Andrés dominando desde la loma sus alrededores. Excelente punto vigía y defensivo en  su época.

Dejamos la carretera para tomar el camino que desciende al barranco del Tejar y que cruzamos con precaución debido al terreno resbaladizo. Algún que otro culetazo es inevitable, pero es un punto que añade cierto interés aventurero al recorrido. Al otro lado toca remontar hasta Sabayés por una senda improvisada que sube la ladera entre arbustos, zarzas y pinos en su tramo final. 
Se atraviesa la localidad para llegar al centro de interpretación donde hemos improvisado el lugar para almorzar.
Las 11,30 h., un poco tarde para almorzar, las dificultades imprevistas y el mayor recorrido han hecho que se llegue con poco más de media hora de retraso. El buen desayuno de la salida ha ayudado para aguantar el vacío estomacal.



Para recuperar horario utilizamos el vehículo todo terreno  de protección civil para que porte los zumos y bebidas que debíamos poner a disposición de los marchantes en Santa Eulalia. Los acercarán al desvío de la senda que casi ya en la localidad se dirige, en flagrante descenso, a Nueno. De esta manera, soslayando acercarnos a la alta localidad de Santa Eulalia de la Peña (1060 m., la primera en altitud del parque de Guara, situada a los pies del Tiacuto) recuperamos el tiempo perdido de la primera parte de la marcha.

Una parada para recuperar fuerzas en la ascensión y recuperar líquidos con agua y zumo. Buen momento para disfrutar, a pesar de la ausencia de sol, de las vistas que los cerca de 1000 m. de altitud nos permite atisbar de la Hoya de Huesca, Monlora e incluso el Moncayo, semi cubierto de nubes.
Ligeramente pasadas las 12,30 h comienza  el descenso por la senda estrecha que obliga a ir de uno en uno y con prudencia. La orientación nos permite ir observando, cubierto o medio tapado, del gratal y alrededores, con los Picos de mediodía en primer plano, y a sus pies Nueno. 
Voluntarios y niños cansados nos dirigimos a la furgoneta escoba, gentileza de EBOCA, situada en Santa Eulalia.



Arbusto, matorrales y bojes nos acompañan en el descenso, y un frondoso  quejigal casi al final del mismo nos acerca al tramo de carretera vieja que nos lleva de nuevo a la carretera de Sabayés.
Son las 13,30 h cuando llegan las últimas personas, tiempo óptimo en este punto para llegar  en buena hora a la paella. Encabezados por protección civil y reagrupados se cruza la rotonda y túnel de la autovía para llegar a Nueno. Localidad cabeza de comarca que aglutina a todas las localidades de nuestro recorrido y que está dando la bienvenida a todos los visitantes que entran a Guara y/o que ascienden al Pirineo.

Se circunvala la localidad, dejando la primitiva iglesia románica de San Martín a nuestra derecha (La antigua torre románica se recreció  en el siglo XVI en ladrillo y estilo mudéjar. A pesar de su sencillez tiene un especial interés ya que se trata de la torre de este estilo que se conserva situada más al norte del Ebro.)

Se abandona la localidad por el camino que lleva al cementerio, nos lleva a la urbanización de los chalets del campo de golf. La atravesamos con paraguas y nos sorprende un fuerte chaparrón que nos acompañará hasta la ermita de La Virgen del Olivar. En el  sobradero y desagüe de la balsa no podemos evitar mojarnos las zapatillas, pero ya quedan pocos metros y aparece el sol para acompañarnos en el último tramo.
   

A las 14,15 h llegan los primeros, y a partir de aquí el goteo es constante.
Mientras en el pabellón el equipo de logística se afana por tener todo preparado para atender a los caminantes. Las mesas ya cuentan con vino y refrescos, trenzas y pan, y en cada puesto no faltan vaso con su servilleta. La barra dispone de cervezas (1€ de donativo) y agua en abundancia.
Un buen plato de paella de pollo y verduras , el que quiera repetirá, y de postre un excelente requesón de Villa Villera, seguramente el mejor del mundo, esperan para caminante solidario.



Todo el mundo van ocupando ordenadamente los puestos disponibles en las mesas para degustar tranquilamente las viandas.

Los voluntarios lo hacemos desde nuestros puestos, unos en el espacio habilitado para cocinar y otros en la barra. Toca estar atentos para atender al que quiera repetir y a los cafeteros (donativo 1€).
En la sobremesa tiene lugar los discursos de Cruchaga, agradeciendo a todos la presencia en la III marcha e invitando a visitar  la página del club,  Mayte comentando la finalidad del importe recaudado y los proyectos de Etiopía, y finalmente Niko, nombrando a los colaboradores y anunciando la venta de números para los sorteos: Físio Íntegra, Camiseta S. D. Huesca y jamón de Carnicería Escuer. 


* Muchas gracias a: Supermercados Cabrero e Hijos, Distribuciones Blasco, Frutas Correas, Postres de Mesa, Quesos VILLA Villera, Restaurante Monrepós, Panadería OLBIS, EBOCA, Buenaventura, Hoya de Huesca, Ayuntamiento de Nueno y pedanías y sobretodo a los voluntarios del club de Montaña JAVIERES de Huesca.

Javieres de Huesca

Club de Montaña Javieres de Huesca.

0 comentarios: