La Moleta

9.7.16 0 Comentarios



CANFRANC ESTACIÓN - EL CARRETÓN - LA MOLETA - IBON DE SAMAS ( Yeseerias) - CANAL DE IZAS - CANFRANC ESTACIÓN . 21 km. Ascenso total acumulado  2000 m. Ascensión máxima 2.572 m. (la Moleta o la Molita). Tiempo 5:11 h. en movimiento.

FOTOS de la jornada

Andrés y Antonio  (6 de Julio 2016)

A las 7,30 h., después de dejar el coche en Canfranc estación y tomar un café, iniciábamos nuestro recorrido desde la central eléctrica por la dura ascensión del "carretón". Desde los 1175 m. de partida hasta los 2.572 m. de la Moleta, punto más alto de nuestro recorrido, ascenso casi vertical. Desde la cima, salvo la subida para salir del Ibón de Samán y las pequeñas rampas del recorrido, todo bajada hasta nuestro punto de partida.

El camino de inicio, por donde caminamos durante unos metros,  enseguida lo abandonamos ,  pasado un bunker de guerra que dejamos a nuestra derecha, para tomar una senda que en constantes lazadas sigue la traza de la tubería de agua que alimenta la central y que la toma del Ibón de Ip, son las 7.40 h.

Durante la ascensión aprovechamos para realizar instantáneas  del valle de Canfranc y, a medida que vamos ganando altura, de las cimas de Lecherines y Tortiellas. Durante la subida observamos el rastro y las canaleras que ha dejado el agua de las tormentas del día anterior. Subimos rápido, aprovechamos las paradas de las fotos para tomar aire. El paso de la tubería y la vía del carretón, ya muy deteriorada, lo hacemos por un túnel. A partir de aquí, si la  pendiente ha sido fuerte, aún se empina todavía más, en algún tramo hay que ayudarse con las manos para poder salvar los escalones naturales. Varios peldaños de hierro corrugado ayudan en los puntos más complicados.

A partir de los 2000 m. la vegetación que hasta aquí ha sido muy densa, abundando especialmente los pinos (pinaral de Chuan) entre bojes, hierbas y matorrales, solo quedan pinos bajos, maltratados por el aire y climatología. Aprovechamos un claro con vistas al Ibón de Ip, estamos encima, para perder unos minutos haciendo más fotos y observar las bonitas vistas que nos proporciona nuestra posición.
Tan apenas 50 m. más de ascensión y llegamos al final del tramo del carretón, donde parte el camino utilizado para la construcción de la presa del Ibón de Ip y las canalizaciones. Una señal nos indica la senda para la Moleta. Son las 9,30 h. A partir de aquí los pocos pinos nos van abandonando dejando paso a herbáceos y a las piedras y cantos sueltos que ya no nos abandonarán hasta la cima.

La senda, bien marcada, sigue en zig-zag en un primer momento, para aproximadamente a los 2250 m., después de pasar una fuente improvisada por el deshielo acumulado,  difuminarse por las piedras y tener que prestar atención a los mojones. Son las 10 h., estamos a los 2300 m., cuando paramos a echar un bocado debajo justo de nuestro objetivo, en su cara sur. Quince minutos bien aprovechados, almuerzo, whatsapp aprovechando la buena cobertura, descanso y fotos.

Desde aquí cuesta divisar los mojones con tanta piedra, pero la dirección es previsible, además nos la maca una estaca colocada justo debajo del grao que debemos pasar haciendo uso de las manos, pero sin apenas dificultad. Llegamos a este punto a las 10,45 h.

En tan apenas 10 minutos estamos en la cara norte de La Moleta, a cinco metros de la cima, por un trazado que la bordea siguiendo una zona un poco aérea y que nos permite divisar con claridad y precisión nuestro próximo objetivo, el ibón de Samán, situado justo debajo de nuestra posición, a 2.130 m. altitud. El día despejado nos permite disfrutar de las cimas pirenaicas que vamos observando, al Sur Collarada, impresionante, debajo la Canal de Ip, al oeste la Pala d'Ip y Punta Escarra, al este Los Lecherines, Tortiella, Aspe, el refugio López Huici, y las cimas más altas del Bal d'Aisa (Puntas Mesola, Petrico y Nazapal), y al norte Anayet y las estribaciones que nos separan de Francia (Pico Astún,  Punta mala Cara y Canal Roya y Peña Blanca).

Es hora de bajar, son las 11,30 cuando retornamos por el mismo paso aéreo para tomar la senda que nos llevará por el Cuello d'a Molina hasta el Ibón. Trazado muy bien marcado por mojones desde el principio, que desde el collado  es muy vertical, formando continuadas lazadas pero sin apenas riesgo. Nos llaman la atención los pequeños mallos que quedan a nuestra izda en el primer tramo del descenso, formados por piedra que parece ha sido prensada artificialmente y marcada a tramos por hongos blancos que todavía le dan un toque más espectacular. Una marmota con su chillido nos llama la atención a medida que corre a mitad ladera, seguramente para advertir a sus congéneres de nuestra presencia. A mitad de descenso nos cruzamos con una pareja que está realizando nuestro recorrido en sentido contrario. Ánimo.

En tan apenas media hora no encontramos en El ibón,  que si desde las alturas llama la atención, todavía nos parece  más bonito, con sus aguas verdosas,  desde la orilla. El circo o Rincón de Samán, a la sombra de la Moleta y la Pala d'Ip, también espectacular, todavía presenta  unas buenas lenguas  de nieve a la sombra de las "moles" alimentando con el deshielo el Ibón. En un extremo del ibón un circulo pequeño de agua  clara, del tamaño de una bañera circular,  deja entrever el terreno cárstico por donde se filtra el agua. Al fondo, en el extremo izdo del circo observamos a dos montañeros que toman la senda que se dirige a la "Tronquera", bien para la ascensión a la Pala o para pasar al Ibón d'Ip.

Después de disfrutar durante 15 minutos del lugar, retomamos el descenso no sin antes tener que superar el pequeño collado que encierra al ibón. Decidimos hacerlo fuera de la senda, obligándonos a descender seguidamente, ya al otro lado,  por el costado, salvando un pequeño cortado y teniendo cuidado de no resbalar por la humedad de la hierba. Enseguida tomamos la senda que, tras varias lazadas, nos lleva, dirección noroeste, hacia la mallata d'a Buelta d'Iserias, desde aquí la senda gira hacia el este para situarse por debajo del Ibón, salvado un fuerte cortado. Nos cruzamos con cuatro montañeros que suben a duras penas, el calor aprieta, y según donde suban todavía les queda un buen tramo de dura pendiente. El Campanil D'Izas en este dirección se atisba perfectamente, otra original formación rocosa digna de admiración.

A partir de aquí la senda sigue el descenso con continuas y cortas lazadas que nos tomamos la libertad en muchos tramos de acortarlas en línea recta. Así hasta llegar al GR-11, paralelo ya al canal de d'izas, a pocos metros de la "cascada divina",  curso que  ya seguiremos hasta Canfranc. En el trayecto atravesamos varios barrancos todavía con agua y dejamos a nuestra derecha, bebiendo en el canal, una manada de vacas que siguen su curso hacia arriba. El descenso es poco tendido hasta llegar a la zona de vegetación, donde varios zigzag nos hacen enseguida perder altura y casi situarnos a la altura del rio. A las 13,47 h. llegamos a la pequeña presa del canal, paso que señala el GR-11 dirección al Somport y Candanchú. Nosotros continuamos ruta a nuestra izda., ahora ya por pista,  dirección al Col/fuerte de Ladrones. Un km. más y enseguida llegamos por un pequeño tramo de senda a la "fuente pequeña", ya en Canfranc. Foto del tunel de ferrocarril y de la estación. Son las 14,25 h. Ahora toca hidratar y reponer líquidos antes de bajar a Huesca.

Javieres de Huesca

Club de Montaña Javieres de Huesca.

0 comentarios: