Romería a San Úrbez

30.6.16 0 Comentarios



Fotos de la Jornada

CRÓNICA ROMERIA SAN URBEZ 26-junio-2016
5,30 h. Salesianos.
Después de saludos y más saludos, una vez ubicados en los 7 coches los 28 Javieres , a las 5,40 h., con un ligero retraso,  partimos los 7 vehículos uno detrás de otro sin perdernos de vista, dirección al puerto de Monrepós. En el descenso por la cara norte, en el km 609,3, tomaremos un desvío que nos llevará a Belarre, nuestro punto de partida de la travesía lineal elegida para esta ocasión. La pista en buen estado, nos evita tomar el acceso desde  la guargera, ahorrándonos unos kms y unos minutos de tiempo. Su estado de conservación es bueno, permitiéndonos descender sin apenas dificultad hasta converger con la carretera. Desde aquí tan apenas 3 kms de vía estrecha, pero bien asfaltada, nos separan de la entrada al municipio.
Una vez aparcados los coches en el poco terreno disponible a la entrada, diez minutos para tomar café y preparar mochilas. Son las 6,35 h. cuando comenzamos la marcha con una excelente temperatura, 13º marca el coche, tan apenas 2 grados menos que  Huesca. El cielo está ligeramente cubierto, las nubes no nos impiden observar el amanecer pero evitarán seguramente nos lleguen los rayos de sol con toda su intensidad.
Seguimos el Gr-16 dirección este, sus marcas, aún estando dispersas, difuminadas, y haber perdido la nitidez del color, permiten seguir los tramos iniciales sin generar dudas, no obstante nos fiamos más del GPS de Cru y su saber hacer que cualquier señal identificativa, además,  como es normal en nuestras andadas, en ocasiones seguiremos trazados distintos.
Tan apenas media hora de marcha y parada obligatoria para quitarse ropa. Con lo primeros rayos del sol y el buen paso que llevamos sobra indumentaria.
Un hermoso roble centenario, imponente, repleto de vitalidad, nos saluda desde una lado del camino. Muchas gracias a los propietarios por mantenerlo vivo para admiración de todos. Unos metros más adelante, abandonada la sombra de tan espléndido ejemplar, observamos en el horizonte una estructura de hormigón de una obra inacabada que destaca de mala manera en  Yéspola. Localidad que por  otra parte derrocha encanto en el resto de sus construcciones, haciendo de su pequeña plaza con la fuente adosada a la pared de una vivienda un espacio singular. Para entrar debemos desplazar una barrera que seguramente estará para preservar la entrada de animales. En el otro extremo hacemos exactamente lo mismo para poder observar su cementerio y los restos de su iglesia. A todos nos sorprende este pequeño pueblo, tan apenas "cuatro casas" bien restauradas lo mantienen con vida.
Diez minutos después, son las 7,26 h., cuando reiniciamos la marcha. Continuamos el GR. que como  discurre paralelo a la calzada, decidimos ir por ésta para ir un poco más rápido hasta la siguiente localidad de nuestro recorrido, Grasa. En el camino, una pequeña borda derruida nos sorprende con sus colmenas "viejas" en desuso, todavía alineadas, dando paso a las actuales colocadas en desorden y con un cartel de aviso que dice "abejas trabajando". Seguimos andando por la carretera, nos recuerdan  jornadas de preparación de la Javierada.

La primera construcción de Grasa que atisbamos es su Ermita, situada en un pequeño cerro a tan apenas 200 m. de la localidad. La altura de trigos y cebadas nos impresionan por su altura, no podemos evitar invadir los campos para realizar fotos con la estampa tan bonita que se consigue con la ermita de fondo y los contrastes de color ( dorados del cereal con los verdes de arbustos y matorrales  y  los grises/azules del cielo). En 25 minutos estamos en esta otra pequeña población de tan apenas media docena de casas en pie, localidad que, después de una pequeña parada técnica de 2 minutos,  atravesamos para seguir por una senda muy poblada que nos obliga a abandonarla, continuando bordeando campos de cereal que procuramos hoyar lo menos posible. Otro roble espectacular nos observa mientras descendemos a un campo de cebada que debemos atravesar, eso sí, uno detrás de otro para efectuar el menos daño posible.

Remontamos unos metros, al final del campo de cereal,  para salvar un pequeño collado, pero nuevamente es inevitable cruzar un trigal con espigas tan altas que casi nos superan a algunos. Hacía muchísimos años que no veíamos espigas tan altas, superándonos en altura a algunos miembros del grupo. Un pequeño descenso nos lleva al barranco de "manatuero". Sus  badinas invitan a un chapuzón. Para poder superar el desnivel, además de utilizar las manos, se necesita la colaboración de voluntarios, que se prestan enseguida, para poder superar los aprox. 6 metros de desnivel. Ascendemos, ya todos juntos, por un pequeño collado, y van diez, de piedra.

Tras subir otro pequeño collado de piedra, con inmensos brotes de "pelo lobo" que decoran la ascensión, ya en la parte alta se atisba el núcleo de Gésera, localidad a la que llegamos después de un campo a través a las 8.45 h. Hemos dejado el núcleo de la población a  nuestras espaldas, dirigiéndonos a la zona que alberga las "Tumbas Antropomorfas" excavadas en roca , situadas en una pequeña plaza formada por un entorno paradisíaco,  casa de piedra propiedad de "Casa Tejedor", la iglesia/abadía en el mismo plano, un edificio en un lateral, pegado a la iglesia, derruido, y en el otro lateral la fuente, el pozo y una mesa con sus bancos de madera y forja de principios de siglo que enseguida ocupamos por estar situados debajo de la sombra de un hermosos carrascal. En definitiva un espacio acogedor que aprovechamos para almorzar, ya son las 8,45 h. y después del madrugón apetece echar un bocado.

Intercambio de viandas como viene siendo habitual para el almuerzo, degustación popular. No llega a la  1/2 hora cuando se moviliza al personal para continuar la marcha. Volvemos unos pasos atrás para atravesar el pueblo y tomar una senda, bien marcada para BTT, pero que al inicio está muy vestida, debemos utilizar los palos para separar las hiervas y arbustos. Descendemos hasta el barranco del pueblo, chésera en fabla, y continuamos camino hacia un pequeño collado que una vez superado nos acerca a San Esteban de Guarga, última población que visitamos en nuestro recorrido antes del Santuario.

Un edificio derruido que alberga una vieja fragua, el dintel de piedra de la puerta indica 1894, nos anuncia la entrada a la localidad. Situada a 890 m. de altitud y, como en las poblaciones anteriores,  tan apenas media docena de casas levantadas. No vemos a nadie, tampoco en todo el trayecto recorrido. Son las 9.45 h cuando abandonamos el pueblo pasando junto a una casa restaurada que nos hace pensar destinan a turismo rural, tenemos que agachar el espinazo para pasar por debajo de una barrera reciclada formada con una viejo poste de iluminación.

Nada mas salir tomamos una vieja pista a nuestra derecha, muy vestida con bojes, pinos  y arizones, un detalle de su poco uso. Hay que adivinar la trama para poder seguirla. Empezamos realmente la subida, hasta ahora prácticamente hemos ido subiendo y bajando collados pero sin tan apenas ganar en altitud, hemos salido a 830 m en Belarra y estamos a 890 m. en San Esteban. Las flores amarillas de los arizones, en su apogeo, dan al paisaje un colorido de contrastes muy vistoso y llamativo. Ahora entendemos la recomendación de llevar pantalón largo para la excursión. Cada vez la vegetación se cierra mas, aliagas y arizones invaden el recorrido.

Hasta aquí nuestra dirección, con pequeños cambios, siempre ha sido dirección este, disfrutando de las vistas de Guargera y de todos los pueblos (Castillo de Guarga, Artosilla, Cerésola, Gillue, Laguartya...) situados a la otra orillla del Guarga, rio que da nombre al valle y que nace en la Sierra de Gabardón, término de Laguarta,. También atisbamos sin dificultad Peña Cancias, Peña Oroel y la cima del Oturia.

Vamos ascendiendo, piano, piano, paralelos al barranco del morisco, dirección al Picardiello (1348 m), cima que definitivamente no ascendemos debido al tiempo que disponemos para llegar a destino en el horario previsto. La vamos bordeando, dejándola a nuestra derecha. ASí, a las 11 h., llegamos al collado que se junta con el camino que parte del collado de Sierrahún dirección a Iberque y que nos llevará, dirección este, al Dolmen de Ibirque (Caseta d'as bruxas o Dolmen de Lasaosa), último de nuestros objetivos antes de San Urbez.

Estamos aprox. a 1300 m., desde aquí  ya no hay dudas de nuestra situación, las vistas de Guara nos ubican perfectamente. Cuando llegamos al "dolmen" algunos ya han realizado sus instantáneas, incluso debajo del dintel, en contra de las recomendaciones de los lugareños supersticiosos por las leyendas de brujas. Foto de grupo y comenzamos el descenso a San Urbez. Abandonamos el camino, y como no, ladera a través vamos a buscar la intersección con la carretera que viene de Molino de Villobas.  Media hora de calzada y tomamos la senda a la izda. que nos llevará hasta las puertas del Santuario.

Son las 12,20 h. cuando las últimas unidades del grupo llegamos a las primeras construcciones. Un poco tarde para la misa y nos hemos perdido la procesión, San Urbez lo entenderá.
El equipo de logística nos ha preparado unos refrescos, totalmente necesarios. Después de una buena hidratación los chóferes de los 7 vehículos y Amadeo, que pone a nuestra disposición su Vito para llevarnos al punto de partida, Belarra, partimos raudos para poder volver a tiempo del vermut y del arroz "javieres" que nos han preparado cocineros y ayudantes.

Por cuello Bail, molino de Villobas y después de atravesar el Guarga por una badina bien cimentada, llegamos a Belarra. El retorno se hace por el mismo recorrido, en caravana para llegar todos juntos de nuevo  a San Urbez. Son las 14,15 h, vermut y super arroz preparados que degustamos todos los comensales, chapó.

Para rematar el día, ya de vuelta, Espe, Rosa, Cristina, Lolo, Alex, Cru y Antonio deciden realizar, como estaba inicialmente previsto para voluntarios, el barranco de Lusera (Estrechos de la Carruaca).
Fin de otra jornada excelente.

Felicidades a todos los participantes.¡ Viva San Urbez!.

0 comentarios:

Romería desde Belarra a San Úrbez

21.6.16 0 Comentarios

Programa para el próximo Domingo con motivo de la peregrinación que realizamos desde hace muchos años a  San Urbez. Este año la ruta elegida es partir desde la Guargera, concretamente desde Belarra, pasando también por los minimunicipios  de Yéspola, Grasa y Gésera, caminaremos paralelos desde aquí por un tramo del GR-16 y ascenderemos al punto más alto del recorrido, Picardiello (1348 m.), para desde aquí y después de haber visitado el Dolmen de Ibirque, descender al Santuario.

- Salida desde Salesianos a las 5,30 h.
- Salida caminando desde Belarra a las 7 h.
- Hora prevista de llegada a San Urbez, entre 11 y 11,30 (dependiendo del tiempo de paradas), para llegar a tiempo a la procesión y celebración de la misa.

Notas:

*Por la mañana es previsible haga fresco por la hora, pero no se espera mal tiempo, concretaremos el día anterior.
*En San Urbez haremos arroz para todos y llevaremos bebida, para el camino llevar almuerzo y agua..
*En Belarra, para la salida, llevaremos café y galletas.

Por la tarde, después de comer y la  posible siesta, a la vuelta, antes de llegar a Belsué, se tiene previsto realizar el descenso del pequeño barranco de Cambón, de tan apenas unos cientos de metros, sin apenas dificultad. El que quiera tendrá que llevar traje de baño o un pequeño neopreno si se dispone, recomendable también escarpines.

Para la preparación de la logística, ruego contestación por este mismo medio, por teléfono o por whatsapp antes del JUEVES 23.

Mapa recorrido:


Perfil recorrido:


0 comentarios:

Próximas Salidas del Club

20.6.16 0 Comentarios

El pasado viernes 17 de junio, tuvo lugar la junta anual del Club. Entre otros temas se estableció el calendario para el próximo semestre. Algunas citas están pendientes de concretar fecha.

Próximas salidas del Club:

26 junio: Belarra - San Úrbez 
Fin de semana del 3 o 10 de julio: Peña Montañesa 
15 de julio: Nocturna a Guara 
Primeros de agosto: Día del Club 
Finales de agosto: Tresmil por determinar 
25 septiembre: Guara 
Octubre: Turbón 
Otoño: Jornadas Micológicas

0 comentarios:

Collarada

20.6.16 0 Comentarios

 
COLLARADA 16-6-2016 (Cru y Antonio)

La aproximación  la hicimos en  coche desde Villanua por la pista que parte junto al albergue hasta la barrera donde se prohíbe el paso a vehículos no autorizados, justo donde la pista se bifurca en dos, a la dcha hacia la "fuente del Paco" y a la izda. al refugio de la Trapa, ruta ésta elegida para nuestro ascenso.

A las 6,42 iniciamos el recorrido por la pista, pero nada mas rebasada la barrera, en la primera curva observamos una senda poco que marcada que nos hace pensar será una atajo para llegar a la senda que sube desde Villanua.  Avanzamos unos metros y vemos que  se pierde, haciéndonos retroceder, no obstante con la ayuda del GPS y la orientación de Cru, nos guiamos entre la maleza para después de un buen repecho encontrar la senda, ya muy bien trazada, que nos llevará en un duro ascenso y continuos zigzag hasta el refugio de la Trapa. Hemos subido deprisa, en poco más de 40 m. hemos salvado los casi 500 m. de desnivel  que nos separan del parking, son las 7,35 h. Hasta aquí hemos subido protegido por pinos y bojes que desaparecen en su totalidad, dando paso a matorrales y pastos.

Después de echar un vistazo al refugio y observar su buen estado de conservación, retomamos la marcha. Nos dirigimos al paso del "albete", que subiremos por una grao reforzado con cadenas para posibilitar el acceso sin apenas dificultad. Una vez superado nos encontramos con unos prados que se siguen aprovechando en el buen tiempo por los ganados (campos d,o Trepal). A nuestra derecha, a unos doscientos metros, observamos una antigua caseta refugio de pastores y a ntra. izda. un largo abrevadero que se nutre con el agua canalizada mediante una tubería de goma que desciende de la fuente d,os "campanils", a 500 m. más arriba de desnivel, dirección a Collarada.

Desde esta zona la traza de la senda casi desaparece, primero por el crecimiento de los pastos, y después por el terreno pedregoso, no obstante la presencia de Collarada enfrente hace que no ofrezca ninguna duda nuestro recorrido.

Desde el refugio, la mayor altitud y la falta de árboles hace que el aire se note con fuerza, siendo más frio a medida que vamos ganando metros en la ascensión. Tenemos que ponernos ropa de abrigo, incluido guantes y buf. Las rachas fuertes hace que tengamos que asegurar los pasos para evitar que nos desplace.
La nieve, muy presente en los últimos 500 m., nos obliga por esquivarla a salirnos de la traza normal hasta que sea inevitable, así preferimos subir por una pedrera que nos dificulta el ascenso, pero pensamos que es mejor para evitar utilizar tan pronto los crampones en una nieve que se presume helada.

En los últimos 200 mts. ya no podemos avanzar si no es hollando nieve, nos colocamos crampones con la dificultad del aire y frio que nos deja las manos heladas. La verticalidad y la nieve helada nos obliga a utilizar también el piolet. China, chano, ascendemos con mucho cuidado, la destreza de Cru hace que se adelante varios metros y aprovecha para lanzarme varias fotos. En los últimos 25 metros de desnivel, la lengua de nieve desaparece por estar el tubo más protegido al aire y estar más expuesto a los rayos del sol.

Dejamos los crampones  y piolet aparcados y trepamos para alcanzar la cima, son las 10,25 h. El punto geodésico que corona el punto más alto (2883 m.) está rodeado de nieve helada, obligándonos, a falta de crampones, a rodearlo. Buscamos un sitio memos expuesto al aire en la cara este que nos permita comer algo; Cuatro galletas, varias fotos, una deposición (necesaria) y comenzamos el descenso.

Nuevamente colocamos crampones e iniciamos la bajada , esta vez aprovechamos toda la cascada de nieve para descender más rápido. Una vez sobrepasado el tramo más vertical la nieve se va tornando primavera, permitiéndonos descender más deprisa. Han sido casi 500 metros.

Nos quitamos crampones y ropa de abrigo, percatándonos que el aire casi ha desaparecido, ocupando su espacio niebla alta y nubes que anuncian  agua para la tarde. Son las 11,30 h. Retomamos el descenso al trote, no queremos mojarnos, además los compromisos en Huesca nos obligan también a hacerlo deprisa. Deshacemos el mismo recorrido de la subida hasta el refugio, para desde aquí retornar al coche por la pista, impracticable para vehículos, del barranco "d'Azús". Nos llama la atención un ford fiesta de color rojo abandonado a mitad de camino, Cru comenta que ya lo había visto en un descenso anterior, por lo menos permanece ahí desde hace más de 15 años.

El camino desemboca en la pista que sube al refugio de la Trapa a tan apenas 1 km de la barrera y del lugar de nuestro aparcamiento. Seguimos al trote hasta el coche. Son las 13,06 h., a las 14,30 h. en Huesca.

FOTOS.



Club de Montaña JAVIERES DE HUESCA
Antonio

0 comentarios:

Ibón de Ip

20.6.16 0 Comentarios



Galería de FOTOS

Eran las 8,30 cuando partíamos desde el parking de Canfranc 20 miembros del Club de Montaña Javieres de Huesca hacia el Ibón de Ip. El camino elegido para la ascensión fue la senda de la "solana", que discurre por la cara norte del barranco que nace en el ibón y que lleva su mismo nombre. Tenemos que caminar unos metros por el camino de Santiago dirección Canfranc estación,  antes de tomar el desvio a la derecha e iniciar el ascenso.



El día, cubierto en ocasiones, pero con una buena temperatura, nos ayudó en la subida. Disfrutamos del ascenso, duro, 1000 m. de desnivel que se hicieron muy llevaderos por el ritmo suave y por las constantes paradas a realizar fotografías. La senda presenta constantes zig-zag que nos van permitiendo coger altura.  Tras una breve parada a mitad de camino para reponer fuerzas, reiniciamos la marcha para,   después de un par remontes pronunciados, encontrarnos, casi de repente, con la amplitud del valle y toda su belleza, ya se divisa el circo del Ibón al fondo, casi cubierto en su totalidad por el blanco manto de nieve, especialmente en las partes altas,  dominado por la Pala de Ip (2779 m) a nuestra izda., Punta Escarra (2748 m.)  en frente y Collarada (2883 m) a nuestra derecha.
La barranquera que recoge agua del deshielo del pico de La Molita, originando una  cascada espectacular a nuestro paso, nos obliga a realizar una leve parada para realizar fotos.

Después de hollar en el último tramo la nieve, todavía acumulada en los abrigos, eran las 12 h cuando el grupo, un poco  disperso, llegaba a la presa. Algunos nos acercamos hasta el extremo sur de la misma para contemplar la lengua de nieve que desciende desde Collarada. Casi ocultaba las marcas que señalan la senda hacia el Collado de Ib, punto de paso desde aquí para ascender a Collarada.

El fuerte aire y la  poco presencia del Sol, que aparece intermitentemente, nos impide disfrutar mucho mas de nuestro objetivo. Pasadas las 12,30 h decidimos iniciar el descenso.

La vuelta se realiza por la cara sur del barranco, por la ruta de la Besera, que nos permite disfrutar de las vistas de los cortados de la solana. Después de visitar el refugio, que nos sorprende por lo limpio y bien cuidado, pese a ser libre, buscamos la senda para comenzar el descenso.  El trazado está poco marcado en su inicio, pero se intuye por donde discurre, es bastante predecible. Observamos, nada mas cruzar las aguas que suelta el ibón con destino al barranco, una marmota que nos mira a su vez con atención, refugiada en un tubo viejo de metal que le sirve de madriguera. Enseguida se aprecian los mojones que nos  marcarán  el camino hasta llegar a la zona boscosa, necesarios para no perder la traza que se confunde con matorrales y piedras. En una pequeña faja de la canal de Ip, el movimiento de una decena de sarrios nos llama la atención, la distancia nos dificulta contar el número de unidades del rebaño.

La fuerte  pendiente en algunos tramos hace que nos reagrupemos en varias ocasiones por el distinto ritmo del grupo. Aprovechamos las paradas para observar el paisaje, que nos sorprende gratamente en todas direcciones. Las vistas de los Lecherines y la sierra Gabardito, en frente, al otro lado de Canfranc, nos acompañan en la zona abierta del descenso, no escaparán a un selfi del grupo.

 A 1500 m, a mitad de descenso aproximadamente,  nos adentramos en zona boscosa, los pinos nos acompañarán hasta el final proporcienándonos una sombra que agradecemos en esta parte donde se nota el calor por la ausencia del viento, la hora y el buen ritmo. Un tronco seco, retorcido de forma inverosímil, es objetivo de nuestras cámaras.

Enseguida aperecen pastos y unas pequeñas fajas que nos hacen pensar se cultivarían en el pasado, en una de ellas una caseta de piedra, antiguo refugio de pastores, nos invita a observarla por su buen estado de conservación. Desde aquí, después de una ligera subida, el camino baja su verticalidad y discurre horizontalmente durante unos cientos de metros, viene bien para estirar piernas y relajar rodillas. A la izda. dejamos una senda que sube a Collarada por la Plana d'os Campanils que señalan como muy dificil, a partir de aquí los ultimos 150 ms de desnivel los hacemos en continuos zigzag, casi seguidos, que nos llevan al punto de partida de la excursión, tan apenas a 50 ms del parking.

 La bajada se ha hecho deprisa, sin incidencias salvo algún resbalón, son  las 15 h., 2,30 h hemos invertido en el descenso. Excelente jornada que rematamos con la comida en "Gabardip", campamento de verano de Salesianos en Villanua.

0 comentarios: