Con Raquetas por Portalet

27.4.16 0 Comentarios




Aprox. a las 8 de la mañana, repartidos en 6 coches, partíamos desde Salesianos 26 Javieres para realizar  una excursión con raquetas por la zona del Portalet.  Para la gran mayoría era la primera vez. Para completar el alquiler de las raquetas parábamos antes en Biescas. Eran 18 los pares necesarios y solo pudimos conseguir 11 en Huesca.

Despues de ajustarlas a las distintas medidas y dar las elementales indicaciones, partíamos del parking de las pistas de sky  de Portalet a las 10 en punto, dirección a Canal Roya, siempre  junto al barranco de espelunciecha.
 El  ritmo suave de subida nos permitía  disfrutar de la abundante nieve que todavía queda en pistas y de las vistas, cada vez mas espectaculares a medida que íbamos ganando  altura.
El tiempo, pese a las previsiones y a las nubes acumuladas en la parte francesa, que no nos permitian ver la cima del  Midi Ossau, hacian necesaria la crema solar.

Dejábamos a la izda el ibón de Espelunciecha cubierto totalmente de nieve,  llevabamos hasta aquí 200 m acumulados de ascensión , aproximadamente la mitad hasta Canal Roya. No nos preocupaba el tiempo, solo queríamos disfrutar, aprovechar la agradable sensación de pisar el inmaculado manto blanco que había  caído esta misma noche. Eran las  11,25 cuando llegábamos a nuestro objetivo. Desde aquí las vistas por  los cuatro costados hacia dificil la selección para la foto de grupo, al final el fondo de Anayet fue la elección.

El entorno sorprendía a la mayoría, especialmente a los iniciados en esta actividad.  Las nubes, aquí arriba,  seguian dándonos tregua, por lo que decidimos avanzar un poco mas siguiendo el camino que la ratrak realiza llevando a los esquiadores en temporada. Fotos y mas fotos. 50 m. mas de subida que realizamos dispersos. Que pena que persistan las nubes en el horizonte y no podamos divisar los picos emblemáticos mas próximos, Argualas, Gamo Negro, Picos del Infierno,Tebarray, Vignemale,  Balaitus, Midi D'Ossau, en cambio hacia el Sur, este u oeste,  además de Anayet divisamos con claridad las partes altas de la estación de Astún, collado Anayet y la Raca.
Otra foto de grupo con el Midí al fondo y seguidamente retorno, el cielo se empieza a cerrar y no combiene perder mucho tiempo. Son las 12,20 h.
El regreso se hace con precaución en las palas mas pronunciadas de la pista de sky "la rinconada", aún asi es inevitable algún resbalón que otro con caidas que producen carcajadas.

Jornada redonda , el tiempo nos ha respetado en toda la excursión, muchos mas claros que nubes. Volvemos a los coches a las 14 h., justo cuando ya hemos metido las últimas raquetas en los coches, nos empieza  a granizar.

No podemos comer al aire libre, así que aprovechando que tenemos que devolver parte de las raquetas en Biescas, decidimos comer en el cubierto de la explanada del ferial.

Muchas gracias a todos.

FOTOS

0 comentarios:

ARAGÓN A PIE POR GR: De Bentué de Rasal a Bolea

5.4.16 0 Comentarios

CRONICA GR-1 BENTUE DE RASAL a BOLEA 3-04-2016

6,15 H. Salesianos. PEIRO

Los 19 primeros participantes, todos socios del club, que han querido alargar la jornada con la ascensión al Peiro, han tenido que madrugar. El microbús les acercará hasta el collado de la Barza y desde allí comenzar la aproximación al inicio de la ascensión al pico.

Mañana fresca, pero muy propicia para afrontar la dura pendiente del primer tramo. El grupo asciende compacto, en fila, uno detrás de otro, con sobrealiento se llega al hayedo. Un momento de descanso para recuperar aire y se reanuda la marcha. La hora de la salida programada en Bentué no permite grandes descansos. La dura  rampa, después de un corto tramo llano, no permite mucha conversación, así se llega al collado (1450 m.) donde se atisba al oeste una parte del valle de La Garona,y  la Cima del Peiro y Rallaespada al norte. Los últimos 130 m.  hasta la cima el grupo lo sube más disperso. Este último tramo, repleto de arizones, se hace pesado por el aire. Al final no es mucha la diferencia entre la cabecera y las últimas unidades del Grupo. Tiempo desapacible en el pico, pero el aire, que se deja notar aumentando la sensación de frio, no impide que tiren fotos y se pierda la vista en el horizonte. La altitud del Peiro (1579 m) facilita la visión de las sierras cercanas, Bonés, Presín, Caballera, Gratal, Pico del Águila, Guara,  y del Pirineo, donde sobresalen las cimas totalmente nevadas.

Por Rallaespada, que recorremos en su totalidad, retomamos la senda hacia Bentué. El descenso, bien marcado, no genera dudas ni confusión en su recorrido, lo que permite que cada cual baje a su ritmo por un trazado con fuertes desniveles en algún tramo, especialmente por la ladera de La Ralleta, una vez abandonado el circo que forma Rallaespada en su cara sur. Se toman las debidas precauciones y se prestan las ayudas necesarias para que todos desciendas sin problemas.

La pedrera marca casi el final del recorrido, desde aquí el desnivel disminuye. Se abandonan los bojes que nos han acompañado mayoritariamente en el descenso, junto con pequeños robles y chinebros aislados, dejando paso a carrascas y matorrales.

El cruce del Garona se hace, un poco más abajo del restaurado molino,  sin apenas dificultad. Avellanos y chopos acompañan al rio arropándolo en esta parte del cauce.

La llegada a  Bentué se hace en el tiempo previsto, son poco más de las 10 h. cuando asoman las primeros componentes  del grupo.

7 H. Voluntarios

Mientras el grupo anterior comienza la ascensión al Peiro, el grupo de voluntarios ha madrugado con distinto fin, procurar que todos los participantes tengan el almuerzo preparado, con un excelente pan tierno de panadería Sanz, a la llegada a Bentué, punto de partida de la jornada de hoy.

En dos vehículos nos acercamos a la localidad, allí nos espera Alberto, aguacil de Arguis, para entregarnos la llave del club social y poder contar con sus excelentes instalaciones; el día anterior había acercado varias mesas para poder hacer uso de ellas.

Preparamos mesas lo primero, y en una perfecta cadena improvisada montamos los 100 bocatas de jamón y queso que degustarán los participantes.

Nos sobra tiempo. Desde un antiguo puesto de ametralladoras, en el punto mas alto del pueblo, conseguimos unas rallas de cobertura que nos permiten contactar con los dos microbuses que se dirigen a Bentué.  Todo ok.

Son las 9,30 h cuando llega el primer microbús procedente de Zaragoza,  lleno de 30 participantes que han querido acompañarnos en esta jornada, encabezados por el representante de la FAM, Fernando Lample, y con el, nuestro compañero Carlos Follos. La fresca mañana invita a tomar café lo primero, antes de almorzar.

La espera se hace corta, en tan apenas 15 minutos después llega el otro microbús de Huesca, también completo con 30 excursionistas más.

A las 10,30 h. con puntualidad británica, todos almorzados, se inicia el recorrido. Atravesamos el pueblo hacia el sur, dirección al rio que cruzamos por un puente de madera, tomando a continuación un camino que nos llevará en suave ascensión hacía la caseta de la foz,  punto donde se convierte en una senda que discurre, ya con una pendiente mas pronunciada, por la derecha del barranco que desciende de sierra Caballera, formado por las laderas de La Letura y La Naviella. Bojes, pinos, zarzas y aliagas visten la senda, excesivamente poblada en algunos tramos nos hacen alterar el paso.

La subida se hace amena, se disfruta del paisaje, agreste y duro, especialmente del valle que vamos dejando atrás, y que poco a poco vamos perdiendo de vista. El barranco, profundo en su primer tramo, se nos acerca a medida que ascendemos, el sonido del agua, inusual en otras épocas del año, delata su presencia. Después de un doble zigzag en el tramo final el trazado se aplana, cruzamos el barranco en su inicio y en pocos metros llegamos a un pequeño prado que anuncia el fin de la ascensión. En la cima cruce de caminos bien señalizado marcan direcciones a Arguis y Bierge, al este, y Bolea y Aguero en el otro sentido, al sur oeste. Casi en el mismo lugar,  el pozo de hielo de Mata Menuda nos sirve como punto de descanso para recuperar fuerzas antes de iniciar el descenso a Bolea.

Se reanuda la marcha dejando el camino a ntra izda. Cogemos de nuevo el GR-1 que marca la señal indicando los 7 km que faltan hasta nuestro destino. Desde aquí y hasta la ermita de la Trinidad la senda discurre por un bosque de pinos. Tenemos que sortear al inicio varios abatidos por las últimas nevadas. Antes de iniciar el fuerte descenso, en un falso llano,  la altura de nuestra posición permite que se pueden realizar bonitas instantáneas de la Hoya. La procesionaria, con su notable y evidente presencia también en esta zona, ha dejado marcas, esperemos que recuperables, en muchos pinos, perdiendo su perenne color verde y dejando un aspecto deplorable, además de picores y sarbullidos.

Se desciende rápido hasta la ermita de la Trinidad. En poco mas de 1 hora estamos en el restaurado monumento, hoy propiedad del municipio.  Desde aquí el GR-1 discurre por camino arropado por tierras de cultivo a los lados. Almendros, cerezos en flor y olivos centenarios nos amenizan los ultimos kilómetros. No falta tampoco el agua que proviene de manantiales, alimentando las balsas que encontramos a izda y dcha que abastecen a los nucleos de La Sotonera y a 3 fuentes situadas estratégicamente  antes de la entrada al pueblo, dando cobertura a los 2,5 km que separan Ermita y Bolea.

A las 14,30 h, en punto, tal como estaba previsto,  llega al pabellón el grupo, encabezado por Cru, donde Ernesto y sus ayudantes, Patri, Cris, Sonia, Felipe y Quique han preparado mesas y un par de paellas para delicia de los comensales. No faltan refrescos y café para terminar.

Un primer autobús parte hacia Huesca sobre las 16,20 h., volviendo a recoger después  al resto, que han querido permanecer mas tiempo en la localidad para  visitar La Colegiata. El bus de Zaragoza lo hará a las 17 h, dando tiempo también a sus viajeros de visitar tan notable monumento.

GALERÍA de FOTOS

0 comentarios: