Ruta circular por Bara

20.5.15 3 Comentarios


A las 6.30 h. partíamos de Salesianos en dos vehículos que nos llevarían a la localidad de Bara, municipio situado al final de la crta. que discurre por el Valle de Nocito, aquí comenzamos la ruta.

A pesar del aire fortísimo que soplaba en Huesca, en el valle, bien abrigado, no era capaz de mover  las copas de los árboles.

A las 8 partíamos del parking situado a la entrada del pueblo. El sol, sin apenas nubes, hacían entrever que tendríamos, como así fue, un excelente día, mejor de lo previsto inicialmente.

Primera visita, sin abandonar el pueblo, a la Iglesia románica, situada en un promontorio nos permite observar  el pueblo, con sus prados y casas de piedra. También un almacén de uralita de color verde que destaca con mal gusto. La pila bautismal situada a la entrada daba mucho juego para hacer fotos. Desde aquí recordamos también, por la excelente visión de toda la sierra de nuestra querida Guara, la excursión del pasado 3 de Mayo.

Emprendemos la marcha, nos llama la atención los  caballos que pastan en nuestro camino. No se sorprenden, bonitas fotos, además  nos dejan caminar junto a ellos hacía nuestra próxima parada, el "molino viejo". Después de dejar a la dcha. el desvío a Miz, que cruza el rio Alcanadre, enseguida llegamos al molino, nada de viejo porque está restaurado. No podemos ver el interior porque está cerrado, esto no evita que hagamos más fotos, selfis incluidos.

Emprendemos la marcha,  a poco más de 500 mts. dejaremos el Alcanadre a la dcha. para tomar el desvío a nuestra izda. (bien señalizado) que nos llevará hasta Binueste (1.150 mts. de altitud). Suave ascenso, pero constante, el recorrido discurre entre sombras de carrascas y pinos, sotobosque bien poblado. La senda serpentea hasta llegar, a mitad de camino, a un mirador que nos permite tomar aire y poder observar las espléndidas  vistas de toda la Sierra y del río. Desde lo alto se divisa perfectamente el cauce con todas sus curvas y el punto donde lo habíamos dejado. Tras el leve descanso, que aprovechamos nuevamente para hacer fotos, retomamos el camino, son las 9,25 h. Tras 10 minutos de caminata agradable llegamos al barranco que nos avisa de la proximidad del pueblo, el agua corre abundante a pesar de las fechas y la falta de lluvias recientes. Antes ya veíamos las fajas de terrenos cultivables, ahora llenas de arbustos y matorrales. Estos detalles hacían presumir que enseguida atisbaríamos las primeras casas del pueblo. Así era, por un camino que pica hacia arriba, y que discurre entre muretes de piedra, llegábamos a las 9,50 h. a nuestro primer gran objetivo: El pueblo abandonado de BINUESTE.

Penoso estado de lo que queda del pueblo, todas en ruina. Un cartel nos indica que las primeras citas documentadas de la localidad datan del Siglo XIII. El pórtico de la casa que debía ser la más importante presenta una inscripción 1883, curiosamente con el número 3 al revés. La localidad se abandonó, como la mayoría de los numerosos pueblos de la zona, en la década de los 50/60. No es difícil, con un poco de imaginación, abstraerte, retroceder al pasado y pensar como discurría la vida por el pueblo.

Después de almorzar, sin prisa, a las 10.45 h. dejábamos atrás sus últimas casas,  dirección a La Pardineta de Biban, antes de llegar  nos cruzamos con la senda que se dirige a Matidero, pueblo abandonado a poco más de 1,30 h. de camino  desde este punto. A las 11,10 h. llegamos a la pardina, hoy solo resiste medio en ruinas  una torre defensiva con restos de una vivienda adosada, no hay mas construcciones,  pertenecía al núcleo  de Biban.

Desde aquí, dirección a Biban, comenzamos el descenso al Alcanadre, la pendiente pronunciada hace que sea rápido y enseguida nos encontremos con  el cauce, antes observamos un pequeño manantial que nos hace pensar sirvió de depósito a los habitantes de la Pardineta, antiguo monasterio de San Juan de Matidero según las últimas investigaciones. Antes de cruzarlo, observamos a pocos metros la primera badina. Mas fotos y salpicones entre bromas.

La ascensión a Biban se hace corta, tan apenas 10 minutos desde el río. Mas ruinas nos dan la bienvenida al pueblo, nuestro segundo objetivo de la jornada. Está situado a 1.133 mts. de altitud. Sus primeras citas datan, al igual que su pueblo vecino, del siglo XIII, concretamente de 1.203. En una de sus casas, posiblemente la más importante,  se puede apreciar en el pórtico de la puerta principal una dovela tallada con fecha de 1.725. Desde una de las eras, la vistas de nuevo de la Sierra de Guara nos permiten realizar nuevas fotos. Después de dar cuenta de la bota, con unos buenos apretones, abandonamos la localidad, no sin pena, a las 11.50 h., dejamos a la Izda. la torre defensiva, que destaca sobre el resto de construcciones pese a su precariedad, y la senda a Miz. El descenso de nuevo al río Alcanadre, marcado en su inicio con piedras a los lados, es pronunciado, las curvas  mitigan el mismo.

 Durante todo el camino de vuelta a Bara ya no  perderemos de vista las aguas cristalinas del río, en un primer tramo a nuestra derecha y a la izda. en la parte final. La senda , muy poblada en ocasiones, presenta los pinos más altos del recorrido, más sombra que se agradece, el calor a esta hora ya aprieta. La observación de una nido situado entre rocas nos entretiene. A  media hora de Biban, aproximadamente, nos encontramos con una nueva badina que invita a mojarnos, su forma nos hace pensar en una piscina con sus cascadas de agua para el relax. 15 minutos que sabemos aprovechar. De nuevo las cámaras sacan unas buenas instantáneas, no se encuentra final para dejar de fotografiar, río arriba y río abajo, el paisaje lo requiere.

Retomamos la senda, siempre a la sombra,  que sigue acompañando al río en su discurrir hacia Bara. En apenas 15 minutos llegamos, después de un par de pequeños toboganes, de nuevo a la orilla, toca cruzarlo por segunda vez, desde aquí hasta el final del recorrido nos seguirá a nuestra izquierda.  Un poco más adelante dejamos a la derecha  el desvío que esta mañana nos ha llevado a Binueste, desde aquí retornamos por el camino inicial, no obstante el paisaje nos parece distinto, posiblemente se echa en falta la frescura de la mañana. Nuevamente el molino, ahora el sol de las 13 h. y la falta de sombra hace que no nos entretengamos, pasamos rápido.

Una última badina, ya muy cerca de Bara, desapercibida en la ida, nos atrae con el sonido de su cascada que salta sobre piedras blancas y limpias. Queremos mojarnos solo la cara y los pies, pero su profundidad nos invita a algo más. Los deseos contenidos durante el último tramo del rio ya no se pueden aguantar y casi la mitad del grupo decide zambullirse en sus aguas , el resto observa, posiblemente con sana envidia. El agua fría  les retiene. La media hora que nos marcamos se pasa enseguida, son las 13.40 h., volvemos a caminar.

Ya se divisa la Torre de la Iglesia de Bara, son las 13.50 h., en cinco minutos más llegamos al parking. Seis coches más junto a los nuestros, "sorprendentemente" todos matrículas de Francia. En el camino nos hemos cruzado con 3 parejas, franceses, por supuesto. Hemos finalizado sin incidencias, todo lo contrario,  seis horas de recorrido, que normalmente se hacen en 4, evidencian la belleza del mismo y lo que hemos disfrutado. Una nevera con refrescos nos espera para acompañar queso y embutido.......y al final, como es costumbre, cava. Salud¡¡¡

Encarna, Niko, Andrés, Luichi y su cuñado Javier,  Tony, Mario y Antonio.

FOTOS

3 comentarios:

Montrebei - Montfalcó

20.5.15 0 Comentarios


18 de abril, excursión por Montrebei - Montfalcó

FOTOS

MÁS FOTOS

0 comentarios: